Por eso la Autoridad Sanitaria pone énfasis en el autocuidado, donde la responsabilidad de las personas es adquirir los mariscos en pescaderías y supermercados, evitando siempre lo clandestino.

Aysen.- Esta semana comenzó la barrera sanitaria en el km 20, en la ruta que une las ciudades de Coyhaique y Puerto Aysén, que tiene como objetivo fiscalizar, educar y controlar que los mariscos que circulan por el territorio regional cumplen con la normativa sanitaria vigente, con el fin de resguardar la salud de los ayseninos de los riesgos de la Marea Roja, durante Semana Santa.

Barrera que le dio el vamos este lunes la Seremi de Salud, Alejandra Valdebenito acompañada del Gobernador Provincial de Aysén, el Seremi de Economía, personal de la Autoridad Sanitaria y Carabineros, todos miembros del Comité Regional de Marea Roja que activa este Plan preventivo. “ La gente sabe que debe resguardar su salud , por eso insistimos en comprar y consumir mariscos solo de lugares autorizados como pescaderías y supermercados . Estaremos toda esta semana reforzando con barreras sanitarias junto a la Armada, Carabineros y PDI, además de incrementar el número de toma de muestras de nuestro laboratorio de Marea Roja para resguardar que en cada hogar no exista riesgo de intoxicación. Además, el rol ciudadano al evitar lo clandestino es importante”, destacó la Seremi de Salud , Alejandra Valdebenito.

Una barrera sanitaria que se trabaja intersectorialmente como parte de las acciones del Comité Regional de Marea Roja , “Una barrera sanitaria que permite el control de los vehículos que van o vienen desde Puerto Aysén. Es una actividad que está inserta en la protección de nuestra comunidad respecto al fenómeno Marea Roja que afecta las costas de nuestra provincia y con este tipo de controles pretendemos aminorar al máximo algún tipo de contaminación que podamos lamentar”, dijo el Gobernador Provincial de Aysén, Manuel Ortiz quien participó de la actividad.

Por su parte, el seremi de Economía, Carlos Pacheco, reforzó el mensaje preventivo e invitó a los ayseninos a ser responsables al momento de comprar. “Tenemos que ser consciente de que no muchas veces lo que nos puedan vender a nosotros, proviene de un lugar autorizado. Tenemos que tener claridad de que tenemos sectores autorizados, pescaderías autorizadas y tenemos que ser responsables, aprender a comer, saber vivir con el fenómeno de Marea Roja. En ese sentido estamos viendo que no pasen mariscos que no estén autorizados y, además, cuidar a toda nuestra ciudadanía”

Existe en la región un monitoreo constante en todos los lugares de extracción de mariscos y se determina con antelación las zonas libres de las toxinas. Es por ello, que cuando se detecta Marea Roja, los mariscos de esas zonas no llegan al comercio regulado. “Tenemos barreras sanitarias y fiscalizaciones permanentes, en islas y puertos de Aysén. Esperamos no tener casos de personas intoxicadas. El autocuidado cumple un rol fundamental”, concluyó la Autoridad Sanitaria.