A casi ocho meses de la puesta en marcha del Tribunal de Tratamiento de Drogas y Alcohol (TTD), en el Juzgado mixto de Puerto Aysén, autoridades del ámbito judicial realizaron una evaluación sobre su funcionamiento. Actividad que fue encabezada por el presidente de la Corte de Apelaciones de Coyhaique, José Ignacio Mora y el ministro interlocutor del programa TTD, Roberto Contreras.
Aysen.- Este programa piloto en la jurisdicción Coyhaique tiene en la actualidad a cuatro usuarios, quienes en la jornada del jueves 17 de octubre participaron de sus respectivas audiencias de revisión de estado de avance.

Al respecto, el ministro José Ignacio Mora, sostuvo que “He podido presenciar en estas audiencias una justicia cercana a la gente, que le ha permitido a los imputados/usuarios, poder expresarse en términos de incluso manifestar que han experimentado un cambio de vida, convirtiéndose en una nueva persona y eso les permite tener una esperanza para el futuro, y para la justicia, significa disminuir la reincidencia en estos tipos de delitos”.

En este contexto, el ministro de la Corte de San Miguel e interlocutor del programa TTD, Roberto Contreras, indicó que “estoy muy contento porque el motivo de la visita fue evaluar el funcionamiento de este Tribunal de Tratamiento de Drogas y Alcohol en Puerto Aysén, porque este es un modelo absolutamente novedoso e innovador, por las posibilidades que brinda esta ciudad en las cuales se suplen aquellas carencias que se tienen, como por ejemplo que Senda no tiene una dupla psicosocial, entonces aquí asume esa responsabilidad el Servicio de Salud Aysén y el hospital local con toda su infraestructura de salud mental”.

El ministro Contreras agregó que “la idea era probar si en estas condiciones podía funcionar el modelo y efectivamente funciona de la manera que hemos visto en el desarrollo de las audiencias con fiscales, defensores, con jueces muy empoderados y con una red de salud y apoyo profesional que trabajan responsablemente”.

“Tras ver cómo funciona este tribunal de Puerto Aysén, estamos en condiciones de replicar el modelo, por de pronto en Puerto Cisnes y más adelante Cochrane, Chile Chico y por cierto Coyhaique”, manifestó el ministro Contreras.

Sobre del porcentaje de reincidencia que maneja el programa, la autoridad judicial informó que “la reincidencia sin programa TTD, es del 60 al 70 % y si la persona participa de esta iniciativa el porcentaje disminuye a un 12 % de reincidencia, es decir, son números bastante significativos respecto a los resultados de estas dinámicas, por lo tanto es la justicia que debemos dar a nuestra población”.

Por su parte, el juez Patricio Silva, encargado del programa en el juzgado aysenino, indicó que “lo que podemos concluir con este programa es que ha sido tremendamente positivo, es un beneficio para las personas y sus familias, hemos visto usuarios que son acompañados por su círculo familiar y esto cambia la forma de relacionarse con su entorno. Todo gracias al trabajo que aporta este equipo que los va ayudando a superar este consumo problemático y así próximamente poder reinsertarse de mejor forma en su comunidad”.

El magistrado agregó que “tenemos cuatro usuarios actualmente principalmente con problemas al consumo excesivo de alcohol y la idea es que ellos entiendan a cabalidad cuál es el propósito de la intervención que se esta desarrollando, de manera que no tengan ninguna duda que la idea es generar un cambio para que en definitiva no vuelvan a incurrir en ilícitos que les acarreen sanciones de carácter penal”.

En la instancia participaron además representantes de diversas entidades relacionadas, como el Servicio de Salud de Aysén, Senda, Ministerio Público, Defensoría Penal, entre otras.