La actividad permitió dar a conocer los derechos que los asisten como condenados y acoger sus dudas y solicitudes.

Aysen.- Más de veinte internos, recluidos en el Centro de Estudios y Trabajo (CET) Valle Verde de Puerto Aysén, se hicieron parte del diálogo participativo realizado recientemente en dicha unidad por el defensor penitenciario, Elvis Cameratti, y la trabajadora social del programa, Pamela Mansilla.
Durante la actividad se informó a los internos sobre las principales modificaciones del Decreto Ley N°321, normativa que regula el otorgamiento de la Libertad Condicional a los Penados.
Además se informó sobre los beneficios que les asisten en su calidad de condenados, así como las condiciones que deben cumplir para acceder a estos.
Según relató el defensor penitenciario, estas instancias son valiosas por cuanto permiten entregar información a los internos, quienes a partir de una base común, luego pueden realizar consultas más precisas o requerir beneficios específicos. En este sentido, contar con información oportuna y confiable, es fundamental para cualquier persona que se encuentre cumpliendo condena privativa de libertad.
Cabe destacar que el CET Valle Verde tiene capacidad para 35 plazas masculinas y 05 femeninas. Estas últimas se encuentran sin ser cubiertas, desafortunadamente, desde hace unos meses.
REINSERCIÓN
En este espacio, abierto a la naturaleza, con normas de seguridad mínimas y trabajo en invernaderos y talleres, es posible acercarse al ideal de rehabilitación y reinserción social de quienes han sido condenados por un delito, “es por esta razón – comentó el defensor penitenciario – que nos preocupa que no hayan mujeres poblando el CET en circunstancias que este dispone de plazas, sobre todo porque en la cárcel de Coyhaique hoy están concentradas todas las mujeres privadas de libertad de la región, en un espacio pequeño y poco adecuado a las pretensiones de rehabilitación a las que aspira el sistema de justicia”, explicó Cameratti.
En tanto, Jorge Moraga, Defensor Regional de Aysén, destacó la actividad que forma parte del plan de trabajo anual de la Defensoria en Aysén en tanto permite, no sólo entregar información a los internos, sino que también saber de primera fuente en qué estado cumplen sus sanciones.
“Evidentemente – comentó Jorge Moraga – el CET Valle Verde es un espacio inmejorable para cumplir las sanciones porque efectivamente permite la rehabilitación de las personas, manteniéndolas en lugares dignos, realizando labores que aprendieron en el CET, permitiéndoles progresivamente espacios de libertad, y en donde es posible reflexionar sobre el futuro que les aguarda en el medio libre”, dijo y agregó que la situación de las mujeres privadas de libertad en la región es un tema que preocupa a la Defensoría Penal Pública y que se están realizando los esfuerzos para que cuenten con espacios más adecuados y, ciertamente, puedan optar al beneficio de traslado al CET Valle Verde.