Ximena Castillo impresiona con obras de cuerpos pintados y el contraste con la realidad

1299

Puerto Aysen.- Ximena Castillo González, es en realidad una artista hija de la Patagonia Chileno-Argentina, nacida en chile chico, quien paso largos años de su infancia viviendo en la provincia de Santa Cruz – Argentina, para luego regresar a su natal Chile Chico a vivir la adolescencia.

Fue durante los primeros años de este retorno a la patria, donde comienza a hacer sus primeros trazos al carbón, con el corcho de alguna botella de vino añeja.

El eco de sus trazos comienza a resonar cada día más fuerte, mientras el destino y la vida la lleva a vivir en la ciudad de Puerto Aysén, en donde ya con los años, inicia los que serían sus primeros trabajos al óleo como artista local.

Son múltiples las exposiciones en que esta artista autodidacta ha participado en la región, entre las cuales se destacan exposiciones en la Casa de la cultura de Puerto Aysén, Casa de la Cultura de Chile Chico, colaboraciones con un colectivo de artistas en la Casa de la Cultura de Coyhaique, el Homenaje a Violeta Parra realizado en 54 colonias chilenas en el mundo, gracias al círculo de cocineros, donde ella representa Coihaique junto a otros artistas, además de múltiples intervenciones desarrolladas en Puerto Aysén.

Su pintura ha evolucionado desde un cubismo incipiente, pasando por el underground del fauvismo, con una evolución constante hacia el realismo. Un realismo que explora entre sus raíces impresionistas, el realismo espontáneo, la técnica de la espátula, la intensidad del color, el campo sobre la luz y sombra; y la profundidad de las emociones encontradas vertidas en el bastidor.

Fue este constante caminar entre luces dinámicas, la búsqueda perpetua de un lienzo infinito, lo que la llevó a experimentar con la textura del cuerpo. Encontrando en el Bodypaint, en sus diferentes variables, (Bellypainting, Bodyscape UV, Animal Print) un área de confort para crear sin límites sobre campos variables.

Cada persona que concurre a su estudio, ubicado en la ciudad de Puerto Aysén, encuentra la posibilidad de plasmar historias de vida, reflejos de palabras, en su propio cuerpo.

Hoy, Ximena Castillo ha desarrollado a través de su propio estudio, Artístico-Fotográfico, lo que denomina un “impresionismo tridimensional”, técnica con la cual busca a través de la pintura del cuerpo y con el manejo del sentido de la luz y sombra, alterar la percepción visual y el sentido de la realidad y el espacio.

Su historia ha estado constantemente relacionada con la búsqueda y desarrollo de diferentes variantes de su arte. Siempre junto a su marido y fotógrafo, Rolando Schmidt quién también (autodidacta) colabora con ella en los ámbitos de Fotografía y gestión logística para la producción de sus intervenciones y desarrollo artístico.

Día a día concurren hasta su estudio múltiples parejas a guardar sus recuerdos a través de la pintura, con la cual buscan contar sus historias de vida.

Finalmente podemos decir que gracias a Facebook hoy el alcance de su arte ha llegado a países como España, Austria y México. Llegando incluso a tener seguidores en tierras tan lejanas como Nueva Zelanda. Sin duda un orgullo para nuestra gran familia de la Patagonia Chilena.

Compartir