Con actividades religiosas y viaje al fiordo recordarán a las víctimas del terremoto del 2007 en Fiordo Aysén

687

Tres serán las actividades con que los familiares y autoridades recordarán a las víctimas del terremoto y posterior tsunami del 21 de abril de 2007. Un momento de oración en el cementerio de Puerto Aysén, justo a la hora que ocurrió el fuerte sismo, luego a las 19:30 horas una eucaristía en la iglesia el Carmen para este viernes.
Puerto Aysen.- El día sábado 22 se realizará un viaje al fiordo Aysén, ocasión en la que se espera visitar los sectores donde diez personas fallecieron producto de terremoto hace ya una década.
“Son diez años que se cumplen de lo ocurrido en el fiordo, nos juntaremos todos como familia a recordarlos este viernes en el cementerio a las 13:30 horas. Después una misa, a las siete y media de la tarde en la iglesia el Carmen, donde invitamos a todas las familias, amigos y a la comunidad que nos quiera acompañar. El día sábado nosotros nos vamos al fiordo, como cada año, haremos un recorrido en todos los lugares, vamos a dejar unas flores y una oración”, señaló María Barría, madre de un joven trabajador de un centro de cultivo que falleció durante la jornada del 21 de abril de 2007.
Por su parte, Ana Cerón, esposa de Ricardo y madre de Melissa Figueroa, quienes perdieron la vida a raíz de este fuerte movimiento sísmico, invitó a la comunidad a acompañarlos en las actividades que han programado.
“Invitamos a toda la comunidad que nos quiera acompañar tanto en el cementerio como en la misa en la iglesia el Carmen. Decir también que, cada vez que se recuerda esta fecha vuelven las emociones, se cumplen diez años y uno aprende a vivir con esto… Por ello, decimos que no es una obligación quien quiera y desee nos puede acompañar en el cementerio y en la misa por la tarde”.
Recordar que, de las diez personas fallecidas a raíz del fuerte temblor, solo se encontró el cuerpo de tres de ellos y hay siete que aún permanecen desaparecidas, por todos ellos es que las familias mantienen el recuerdo y respeto, realizando estas ceremonias de reflexión y oración en su memoria.

Compartir