Serviu firma la compraventa de terreno en Puerto Aysén que beneficiará a 108 familias

636

En las dependencias de la Notaría Lorgio Oñate, de Puerto Aysén, se vivió un momento histórico para los comité El Canelo; Ruca Mew; y Unión, Verdad y Justicia, de Puerto Aysén, porque el Vicariato Apostólico y el Servicio de Vivienda y Urbanización (Serviu) de la Región, firmaron la compraventa de 3,11 hectáreas, que permitirán que 108 familias de esa ciudad, puedan acceder a una vivienda propia.

Para Carlos Mario Aguilar, presidente del Comité El Canelo, este “es un gran paso que hemos dado. Hemos estado alrededor de 5 años tratando de conseguir terreno y acá en Aysén es muy difícil. Pero peleamos harto, en el buen sentido de la palabra, por los trámites y la burocracia. Pero desde un principio el director (del Serviu) Pedro Durán, empeñó su palabra, diciendo que iba a cumplir y cumplió”.

El dirigente aseguró que el respeto con el que han actuado, ha sido un elemento fundamental en este proceso. “Cuando uno se sienta frente a una autoridad, del partido o color que sea, uno tiene que ser consciente y respetuoso. Hay mucha gente que critica a los servicios públicos, como el Serviu. Malos dirigentes que no escuchan y no se sientan a conversar, lo primero que hacen es ir, tomarse las calles, discutir, insultar a medio mundo y así no se logran las cosas. Las cosas se logran con paciencia y con entendimiento”, aseguró Carlos Aguilar.

Por su parte, Juana Melipichun, presidenta del Comité de vivienda Ruca Mew, se mostró esperanzada, por este “momento importante para las familias que conformamos este comité. Es un paso en el que estamos concretando un sueño, que es tener nuestra casa propia”.

La dirigente recordó que ya habían sufrido la decepción de haber estudiado un terreno anterior cuyos resultados no fueron favorables. “Quedamos muy bajoneados, pero gracias al Vicariato, gracias a la Ministra de Vivienda y a todas las personas que trabajan en el Serviu, pudimos concretar otro terreno que era del Vicariato y hoy día estamos firmando, entonces para nosotros es sumamente importante”.

Agrega, además, que se da una situación muy especial, en el sentido que “la mapu (tierra) vuelve a nosotros. Somos una comunidad indígena mapuche-williche orgullosa y eso es muy importante para cada uno de nosotros”. Por lo mismo, el comité Ruca Mew, celebró la firma de la compraventa, realizando un afafan, ritual que consiste en un grito mapuche para dar fuerza para lo que viene.

Igualmente, durante la firma del contrato de compraventa del terreno, relevó el respeto con el que se ha llevado a cabo este proceso, “porque nosotros siempre valoramos a las personas. Este trabajo lo hicimos en conjunto, siempre llegando al diálogo”, comentó Juana Melipichun.

Fue el propio director del Serviu, Pedro Durán Branchi, quien rubricó el documento y valoró este hito, destacando que “es el término de un trabajo de 2 años con los 3 comités y que hoy ya tienen una entidad patrocinante, que va a generar los proyectos para, probablemente postularlos en el primer llamado del próximo año”.

También concordó con los dirigentes en que “el elemento principal fue el respeto y la paciencia con la que se mostraron las diferencias, siempre enfocado en el bien común de las familias y los socios de los 3 comité, lo que nos permitió, con tiempo y tranquilidad, ir avanzando en cada etapa y ya tenemos la más importante, que es un terreno para desarrollar su proyecto habitacional”, finalizó la autoridad.

Compartir