Presidente de SOFOFA hace llamado a iniciar “nuevo ciclo de inversión virtuoso”

159

Santiago.- El presidente de SOFOFA, Bernardo Larraín, se trasladó hasta la región de Coquimbo para participar del foro “Perspectivas económicas e impacto del Proyecto Dominga en la economía regional y nacional”, organizado por la Escuela de Ciencias Empresariales de la Universidad Católica del Norte, CIDERE y Andes Iron. Durante su exposición, el líder Industrial hizo un análisis de los alcances medioambientales y económicos que podría tener un proyecto de este tipo en la zona y compartió 3 reflexiones relacionadas con el desarrollo de un proyecto de la gran minería en la región de Coquimbo.

La primera reflexión que entregó se relacionó al círculo virtuoso existente en la relación entre la gran minería, el crecimiento y la desigualdad. Larraín aseguró que “la gran minería está en ese círculo virtuoso de industrias más productivas que generan empleos de mejor calidad, aunque debe seguir desafiándose para alcanzar los estándares de productividad de los países más desarrollados”. Además, agregó que “el desafío es, por lo tanto, seguir promoviendo la gran minería para que vuelva a ser un motor de crecimiento, de generación de empleos de calidad y de reducción de la desigualdad”.

La segunda reflexión entregada por Bernardo Larraín se relacionó a la relación virtuosa entre la gran minería, el desarrollo social y la conservación. El presidente de SOFOFA señaló que “algunos ven como antagónicos la promoción de proyectos mineros con el desarrollo social, la conservación del medio ambiental y otras actividades como el turismo. El mundo desarrollado nos enseña lo contrario”.

Para respaldar esta afirmación Larraín habló sobre el caso de la isla Sur de Nueva Zelandia, país calificado entre los más ecológicos del planeta, poseedor de una gran afluencia turística de especialidad, además de destacarse por la conservación de su patrimonio y bellezas naturales. Junto con poseer estas características, “esa misma isla (Sur) es la principal fuente de energía eléctrica, basada en centrales hidroeléctricas de gran tamaño, que abastecen los centros poblados e industriales que se concentran en la isla norte de NZ” aseguró. Agregó que en este sentido, “el desafío que tenemos en el mundo empresarial es integrar armónicamente la dimensión económica, social y medio ambiental en el desarrollo de grandes proyectos de inversión”.

El presidente de SOFOFA concluyó su participación haciendo un llamado a modernizar la institucionalidad ambiental para que esta compatibilice con “el resguardo del medio ambiente, las legítimas y crecientes demandas de participación de las comunidades presentes en el área de influencia de los proyectos de inversión, y el desarrollo económico y social que un proyecto genera”. Agregó que el Estado, el sector privado, las comunidades y organizaciones de la sociedad civil se deben comprometer a “iniciar un nuevo ciclo de inversión virtuoso, que active los encadenamientos entre la inversión, el crecimiento y la igualdad de oportunidades; y también entre la inversión, el desarrollo social y la conservación del medio ambiente”.

Compartir