Con el izamiento del pabellón nacional y en una lluviosa jornada, Carabineros en la región de Aysén conmemoró su 83 aniversario desde la creación de la Prefectura de Fuerzas Especiales en la ciudad de Santiago el año 1936, la cual posee una cobertura en regiones a través de las diferentes Subcomisarías.

El acto presidido por el General José Riquelme Herrera, Jefe de la XI Zona de Carabineros Aysén, contó con la presencia del Gobernador Provincial del Coyhaique, Pablo Galilea Carrillo, especialidad que cumple un rol fundamental para la estabilidad y tranquilidad del país y la comunidad.

“En la región (Fuerzas Especiales) no sólo está enfocado en el trabajo en relación al orden público, sino que aportan notablemente a la prevención y control del delito y eso ha sido reconocido en estos últimos meses por la comunidad en la ciudad de Coyhaique”, expresó el Jefe de Zona.

Ser miológico

Vigilantes, valientes y fuertes, es el lema que inspirada el escudo de esta especialidad, conceptos que reflejan los atributos del grifo, un animal mitológico correspondiente a un águila con cuerpo de león, capaz de levantar y llevar en vuelo a un jinete y su cabalgadura.

Se trata de una vigorosa criatura la cual –según la mitología griega y romana- reside en las altas cumbres donde resguarda a sus descendientes, animal cuyas costillas eran utilizadas para la construcción de arcos.

Los grifos representan la fuerza, agilidad, dominio, estrategia y resguardo, siendo plasmado en diversas obras de arte y colocado en armas de grandes guerreros, como es el caso del casco de la diosa Atenea.

Desde Fuerzas Especiales surgió el GOPE y servicios a través de helicópteros, tareas que a lo largo de la historia contribuyeron a engrandecer la Institución.

En la oportunidad, el Gobernador Pablo Galilea, agradeció el trabajo desarrollado por esta especialidad en todo el territorio de la república, quienes independiente de las condiciones o el clima, están prestos a servir en todo tiempo y lugar donde sean requeridos.