Carabineros realiza amplio despliegue en resguardo de la seguridad durante Fiestas Patrias.

Aysen.- Los servicios –hasta el cierre de esta edición- se mantienen en rutas y recintos de fondas y ramadas hasta el cierre de estos locales.

Garantizar la seguridad y tranquilidad de quienes visitan las fondas y ramadas en el sector El Claro de Coyhaique, fue el objetivo de la Tenencia Temporal que implementó Carabineros en el recinto, la cual fue visitada por la Intendenta de Aysén, Geoconda Navarrete junto al General José Riquelme Herrera, Jefe de la XI Zona de Carabineros Aysén.

Se trata de un servicio de especial de orden y seguridad que funcionó a través de turnos y con una dotación permanente durante las 24 horas, en el cual participó personal de la Primera Comisaría, la Oficina de Integración Comunitaria, la Subcomisaría de Fuerzas Especiales, patrullas de infantería, montados y motorizados, entre otras unidades especialidades.

Paralelamente, la Institución mantuvo un amplio despliegue de servicios preventivos en las fondas y ramadas dispuestas en las diferentes comunas y localidades de la región, con la finalidad de garantizar la seguridad de los asistentes a estos lugares en el contexto de las festividades patrias.

De igual forma, el trabajo se extendió a las carreteras a través de los controles de velocidad y alcotest, orientados a detectar el uso del cinturón de seguridad, la presencia de alcohol en la conducción y el resto a la normativa de tránsito, realizando labor educativa y orientación con la finalidad de prevenir la siniestralidad en las vías.

Especial preocupación tuvo Carabineros con los menores de edad e instó a los padres a no perderlos de vista durante estas fechas, siendo igualmente informados sobre los riesgos y el poder cortante del hilo curado, cuya producción y comercialización se encuentra prohibida. En este sentido, el personal fue enfático en recalcar la debida precaución al momento de encumbrar volantines, procurando desarrollar este hobby en lugares despejados, lejos del tendido eléctrico y no intentar recuperarlos desde zonas de riesgo.

Consistentes que la mayor parte de las lesiones están dadas por consumo de alcohol y armas blancas, Carabineros a través de detectores de metales efectuó exhaustivas revisiones a los asistentes a las ramadas, orientados a detectar el eventual porte de estos elementos, previniendo así la ocurrencia de agresiones con resultados lamentables.

Lo anterior ha significado un reforzamiento de los niveles de vigilancia, sin perjuicio de los servicios normales que se desarrollan a través del plan cuadrante de seguridad preventiva.

Al cierre de esta edición, el el personal aún se mantiene desplegado en diversos puntos de la región tanto en las rutas como en los sectores de ramadas -hasta el cierre de las fondas- en resguardo de la comunidad que inicia el retorno a casa durante estas fechas.