Coyhaique.- Chequearán las condiciones técnicas de los vehículos y la idoneidad de conductores y auxiliares es una de las prioridades que tendrán Carabineros y el Gobierno – a través de los fiscalizadores de la seremi de Transportes y Telecomunicaciones de Aysén – a fin de garantizar y dar mayor seguridad a los estudiantes y sus familias en el inicio del Año Escolar 2019.

Por ello, el pasado sábado, en la Plaza de Armas de la capital regional, se dieron cita transportistas escolares y autoridades regionales – encabezados por la Intendente Geoconda Navarrete – a fin de cumplir con el procedimiento.

Fue la propia Intendente quien señaló luego de la fiscalización que “nuestra preocupación como gobierno, junto a Carabineros, es poder trabajar en conjunto con quienes prestan un tremendo servicio a las familias como lo son los transportistas escolares y saber que ellos están en regla, cumplen con la ley pide”.

En tal sentido, la primera autoridad regional valoró su presencia en la fiscalización, resaltando que “acá vienen voluntariamente quienes entregan este servicio, exhiben sus vehículos, se someten a las fiscalizaciones que realiza tanto el ministerio de Transportes como Carabineros para ir chequeando que quienes entreguen este servicio están habilitados y cumplen con la normativa”.

Desde el gremio de los trasportistas escolares, Samuel Mutel, de la agrupación Nuevo Amanecer, valoró la fiscalización conjunta entre Carabineros y la seremi de Transportes y Telecomunicaciones explicando que “la idea es que podamos todos hablar lo mismo para que estemos todos involucrados porque esto nos trae beneficios no solo a nosotros como conductores sino que a los apoderados, a quienes es a ellos quienes les hacemos el servicio. Es para la tranquilidad de ambos”, sostuvo.

Fiscalización

En la región de Aysén operan un total de 158 vehículos bajo el rótulo de Transporte Escolar. Todos inscritos en el Registro Nacional de Transporte Escolar, antecedentes que pueden ser revisados en los sitios web www.mtt.cl y www.fiscalizacion.cl.

Según explicó el general de la XI Zona de Carabineros, José Miguel Riquelme, el principal consejo a los padres es que “no hay que irse por el precio sino que por la calidad del servicio y que el vehículo cumpla con las condiciones técnicas que requiere para circular y trasladar a los menores”.

El general indicó además que una de las características de los vehículos habilitados es “la incorporación de un sello que entrega Carabineros para que las personas que requieren de este servicio accedan con mayor confianza”.

En las fiscalizaciones realizadas por Carabineros y los funcionarios de la seremi de Transportes y Telecomunicaciones – que tienen las mismas atribuciones de los uniformados – los conductores deberán portar su licencia profesional clase A1 o clase A3, además de la tarjeta identificadora con fotografía y datos personales del conductor. En caso de no estar habilitados, se les podrá cursar una multa que parte en $120 mil y puede llegar a los $600 mil.

Inhabilitados

De acuerdo a la información oficial, entregada por el seremi de Justicia y Derechos Humanos, Eugenio Canales, a día de hoy existen 112 personas inhabilitadas para trabajar e incluso acercarse a lugares donde estén niños, niñas y adolescentes, ya sea por ser condenados por ser ofensores sexuales.

De acuerdo al secretario regional ministerial “el llamado es a las familias a controlar y fiscalizar tanto, las personas que transportan niños como sus auxiliares. El trabajo de fiscalización es de todos y existe una obligación adicional para los establecimientos educacionales y comprobar que no estén inhabilitados”.

Quienes deseen revisar los antecedentes de las personas que le ofrecen servicios de transporte escolar pueden ir al sitio web www.screi.cl e ingresar el nombre y rut de la persona (conductor) y asegurarse de que no esté inhabilitado.