Dos días de intensa jornada de capacitación, que forma parte de un proceso que busca, hacer un rediseño de los planes de evacuación de un hospital, incorporando conceptos de inclusión efectiva, no solo pensando en quienes tienen discapacidad física, si no también cognitiva, contemplando, además, lenguajes inclusivos, aspectos idiomáticos, y uso de señalética, forma parte del trabajo que involucra al Hospital Regional Coyhaique, en el proyecto INGRIDH, en el cual participan 3 países latinoamericanos.

“El hospital Regional Coyhaique es parte de un piloto que involucra a tres hospitales de Chile, además de el de la Florida, y Peñaflor, ya que además se está realizando en 3 países de Latinoamérica como lo son, México Ecuador y Chile, por lo tanto los resultados de lo que ocurra acá, nos tiene bastante expectantes y que también servirá para la prospección del nuevo hospital, que está en proyecto”, comentó, Paola Pontoni Zúñiga, Jefa del Departamento de Emergencia y Desastre del Ministerio de Salud.

La profesional indicó que “Lo importante de esto, es que empecemos a hablar de la inclusión en la gestión del riesgo hospitalario; generalmente hablamos de gestión del riesgo, (cuando ocurre algún desastre, y no, acá tenemos que hablar de gestión del riesgo, para prepararnos y poder responder de forma efectiva. A veces hablamos de inclusión pensando en las personas externas, pero hablemos de inclusión pensando en nosotros, en nuestros compañeros, en nuestros pares, como diseñamos nuestras infraestructuras, como hacemos los espacios laborales más amigables, como logramos tener una respuesta, si es que ocurre una emergencia o algún desastre, en que esté incorporados desde la preparación el concepto inclusivo.

De acuerdo a lo expresado por Yocelyn Price punto focal para la gestión inclusiva del riesgo del Ministerio de Salud para la OPS, el HRC, fue uno de los primeros hospitales en proponerse y aceptar el desafío de incorporarse a la aplicación de INGRIDH.  “Para nosotros es muy importante porque el Hospital Regional Coyhaique tiene particularidades desde su tamaño, su capacidad resolutiva que está solo y es el único prestador en la región, por lo cual es muy relevante que este establecimiento se sume a este desafío que siga mejorando.

De este modo, el primer día se preparó al equipo en términos de adquirir conocimientos del proyecto y sus implicancias para su aplicación al interior del HRC, mientras que en la segunda jornada se efectuó una jornada práctica de evaluación en el establecimiento, que contempla la realización de un plan de acción a 30 días que tras un trabajo sistemático concluirá con la realización de un simulacro.

Entre los contenidos de la capacitación que implicó la entrega de certificados a los asistentes, se revisaron aspectos normativos de discapacidad en el marco de la convención de derechos humanos para estas personas, gestión de riesgo de desastres, gestión para que los equipos que se están constituyendo manejen lenguaje inclusivo, las normas vigentes, el que tengan habilidades y competencias para evaluar los niveles de inclusión del hospital, etc.