“Ocho de cada 10 personas fumadores quiere dejar el cigarrillo y no sabe cómo. Si entregamos esas herramientas al personal de salud esto se amplifica y vamos a poder tener un impacto importante en la población de fumadores” dijo el cardiólogo de la clínica Alemana, Mauricio Fernández, miembro del equipo de 6 personas que arribó a la región para capacitar a funcionarios de la red pública del Servicio de Salud y centros médicos privados en técnicas para dejar de fumar. Una oferta inexistente en la región y que muchos usuarios demandan para así abandonar el cigarrillo de sus vidas.

“Manejo Integral para la Cesación de Tabaco”, fue el nombre del taller organizado por la Seremi de Salud Aysén y que permitió enseñar y entregar herramientas a los equipos de salud de cómo enfrentar la cesación tabáquica de sus usuarios y hacerlo lo más efectivamente posible. “En este taller enseñamos el tratamiento, que se divide en dos grandes etapas. Una es lograr una consejería en los usuarios y, una segunda, de cómo aplicar los medicamentos para que tengan la mejor efectividad posible”, destacó el profesional.

Para la Seremi de Salud, Alejandra Valdebenito, “ el Examen de Medicina Preventiva del Adulto es una de las mejores herramientas para pesquisar enfermedades crónicas. Es el momento y estrategia para abordar la temática del tabaco. Hoy este tema está regulado para su consumos a través de una ley que prohíbe su consumo en lugares públicos, pero nos queda mucho por avanzar” dijo Valdebenito quien destacó el nivel de expositores gestionados desde la Seremi de Salud por ofrecer un taller en conjunto con la Clínica Alemana, a través de su Departamento Científico Docente, de tan buen nivel para los asistentes.

Felipe Saren, médico general de zona de Hospital de Puerto Cisnes quien participó de esta capacitación, destacó la calidad de las presentaciones, señalando que “esperamos poder aplicarlo pronto en la práctica clínica. Sin duda hay retos para aplicar como equipo de salud. Hay que hacer evaluaciones a nivel local de cómo aplicaremos esto”, destacó el profesional .Similar postura tuvo el kinesiólogo del Centro de Salud Familiar Víctor Domingo Silva, “muy atingente a nuestra realidad local. Ha sido súper enriquecedora, son tremendos exponentes y, sin duda, tendremos herramientas para evitar su tabaco y mejorar así su calidad de vida”.

Los asistentes a este taller fueron los profesionales que aplican el Examen de Medicina Preventiva del Adulto, EMPA, en atención primaria ensSalud, así como también los equipos de salud respiratoria y aquellos profesionales que pudieran apoyar la implementación de cesación tabáquica. Además, con el objetivo de replicar esta instancia en otros equipos de salud, se contó con la participación de centros clínicos del extra sector como Centro Clínico Militar y Carabineros, así como entidades de educación superior como INACAP, UMAG y Universidad de Aysén.

En la última Encuesta Nacional de Salud 2016 – 2017 se evidenció una alta prevalencia de factores de riesgo para padecer un evento coronario. Así se estima que un 33% de los chilenos es fumador, un 74% tiene sobrepeso u obesidad, un 12,3% es categorizado como diabético, un 27,6% como hipertenso y un 87,6% declara ser sedentario.

Entre las estrategias preventivas impulsadas para controlar factores de riesgo antes mencionados, destaca el Examen de Medicina Preventiva (EMP), incluido en el GES el año 2005. Esta estrategia promueve la detección precoz de aquellos factores de riesgo que con una intervención oportuna se pueden revertir o controlar; incluye la detección de todos aquellos factores de riesgo tanto conductuales como biológicos, así como los factores protectores de la salud.

Uno de los factores de riesgo que es posible detectar en este Examen es el Tabaquismo. En Chile mueren 54 personas al día por causa del tabaquismo y el 18,3% de todas las muertes que se producen en Chile pueden ser atribuidas al tabaquismo(EPOC, enfermedades cardíacas, accidente cerebrovascular y cáncer).