El gerente general de la Empresa Portuaria Chacabuco (Emporcha), Enrique Runín, confirmó que para la temporada 2019/2020 una línea de cruceros llegará a la localidad de Melinka, donde la estatal portuaria de la Región de Aysén administra un muelle de conectividad.

Se trata de la naviera británica Noble Caledonia, la cual llegaría a la localidad en marzo de 2020. “Tenemos confirmado un crucero para el 22 de marzo del próximo año en Melinka y estamos trabajando para que, en lo posible, ese crucero u otro también extienda su recorrido hacia Puerto Cisnes”, dijo Runín y detalló que entre los planes de  Emporcha, está la construcción de un terminal de pasajeros en la localidad de Puerto Cisnes, cuya función principal será atender a los usuarios del sistema de conectividad marítima de la Región; sin embargo, las instalaciones también podrán ser utilizadas por cruceristas de intereses especiales.

 “El propósito fundamental del terminal es atender a las personas de conectividad; no obstante, es totalmente compatible su uso con la atención de turistas de cruceros. En ese caso, estamos hablando de cruceros de tamaño menor de 120 a 200 pasajeros, 300 a lo más, así que el tamaño que se diseñó y el servicio que se requiere permiten utilizar ese terminal para esos fines, así que estamos esperanzado en poder atraer a las líneas de cruceros que operan estos buques menores hacia estos lugares”, sostuvo el ejecutivo.

Runín indicó, por otro lado, que la construcción de este terminal ha sido abordada con el Consejo de Coordinación Ciudad-Puerto con la participación de las representaciones locales de los ministerios de Obras Públicas y de Transportes.

Como dato, solo en Puerto Cisnes y en Melinka, donde Emporcha administra y opera los terminales de conectividad, se atiende de forma regular a 50 mil personas anuales por instalación, lo que -en resumidas cuentas- equivale al flujo de pasajeros de una temporada de cruceros en un puerto como San Antonio, Puerto Montt o Punta Arenas.