Aysen.- En el Gimnasio del Campo Militar “Coyhaique” se realizó la conmemoración del octogésimo séptimo aniversario del Día del Suboficial Mayor. La actividad fue presidida por el Comandante en Jefe de la IV División de Ejército, General de Brigada Francisco Sáez Vargas y contó con las asistencias de Autoridades Militares e invitados especiales.

La celebración tuvo como objetivo destacar la trayectoria profesional y la función que cumplen los Suboficiales Mayores en las distintas Unidades de la División, quienes han alcanzado el máximo grado del Cuadro Permanente.

La alocución estuvo a cargo del SOM Nelson Rojas Caris, quien resaltó la importancia de quienes en la cúspide de su carrera militar han servido por más de 30 años con abnegación y lealtad constituyendo una herencia innegable de valor y ejemplo para las nuevas generaciones, recalcando la importancia de la vocación permanente, donde la profesión militar es una forma de vida integral, siendo fundamental la preparación profesional y capacitación individual en las áreas de desarrollo acordes con las líneas de la carrera.

Luego, se efectuó un reconocimiento aquellos Suboficiales Mayores del arma de Infantería recientemente ascendidos con el fin de resaltar su trayectoria y logros alcanzados durante su carrera militar recibiendo este año el estímulo de manos del Comandante en Jefe Divisionario, el SOM Patricio Fuentes Wilson.

Posteriormente, se impuso la condecoración “Al Mérito Militar” en el grado “Al Gran Mérito Ejército de Chile” a los Suboficiales Mayores en servicio activo que cumplieron 34 años de Servicio a la Institución.

Finalmente, como una forma de dar un mayor realce a la ceremonia se entonó el himno “Presillas Doradas”, en honor al Día del Suboficial mayor del Ejército de Chile.