Con un importante marco de público se realizó el Viernes el Seminario “Descubriendo Oportunidades de Investigación y Turismo en los Microbosques de Aysén”, que contó con la Charla Magistral del biólogo y filósofo Ricardo Rozzi, con la participación de las universidades y organismos de investigación, y organizado por la oficina parlamentaria de la Senadora Ximena Ordenes.
Coyhaique.- La cita convocó a unos 200 asistentes que se reunieron en el Centro Cultural de Coyhaique en torno a la presentación que hizo Rozzi titulada “Segunda década de investigación y educación en la Reserva de la Biosfera Cabo de Hornos: El enfoque biocultural del Parque Etnobotánico Omora”, sobre las oportunidades que tiene nuestra región a partir de la rica diversidad ecosistémica de los bosques de la Patagonia, incluyendo los elementos microscópicos que en ellos habitan y que, en palabras de Rozzi, “es una opción para Aysén, que en el marco de la COP25, en Aysén se tenga uno de los centros de la diversidad en el mundo a través del ecoturismo con lupa”.

“Tenemos uno de los centros de la diversidad de musgos, de líquenes en el mundo; entonces, le estamos dando a nuestra macroregión, desde Valdivia a Diego Ramírez, la posibilidad de un turismo que se hace cargo de lo más diverso de la botánica y que había quedado invisible. El hacer visible lo invisible es el rol del científico”, aseguró el investigador.

La exposición de Rozzi fue posteriormente comentada por Viviana Pizarro, de la Universidad Austral; Laura Sanchez, de la Universidad de Magallanes; Fabien Bourlon, del Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia (CIEP); Daniel Soto, de la Universidad de Aysén; y por Andrea Bahamonde, de la CONAF, quienes analizaron las posibilidades de desarrollar una confluencia entre la ciencia, la biodiversidad, la conservación y el turismo para el desarrollo económico en la región de Aysén, lo que fue ampliamente destacado por los distintos asistentes al encuentro.

En palabras de Rolando Toledo, Presidente de la Asociación Regional de Guías de Turismo de Aysén, “fue una actividad necesaria y con un potencial tremendo de sobre todo teniendo en cuenta el escenario que tenemos. Sabemos que la Región de Aysén tiene potencial por todas partes”, señaló Toledo, quien además resaltó la forma cómo la ciencia genera estrategias para poder bajar toda esa información, y que “abre la puerta para mucho y que es un complemento con un relato para lo que realizan los guías de la Región”.

A su vez, la presidenta de la Federación de Gremios de Turismo de la Región de Aysén, Ilse Wolf, señaló sobre el Seminario que “es fundamental levantar este tipo de iniciativas, ya que a nivel empresarial esto no solo nos permite levantar nuevos productos turísticos desde la perspectiva de la conservación, que es la línea base de nuestro trabajo, como turismo, ecoturismo y conservación, pero también es importante saber cómo en otras partes se está replicando esta misma iniciativa, como en el Parque Omora, de cómo ellos han levantado este producto turístico y de desarrollar una filosofía sobre cómo cohabitar el territorio”.

Para la impulsora de la actividad, senadora Ximena Ordenes, el seminario tuvo por objetivo hablar de conservación, de biodiversidad, de sustentabilidad, y que integrara a los distintos actores”, y agradeció el aporte de las universidades, centros de investigación y organismos públicos y privados que participaron de la iniciativa.

“El ejercicio era hablar de microbosques en Aysén, ver cómo la oportunidad y la experiencia que tiene Cabo de Hornos puede ser transferida a la Región de Aysén, y poner en valor también las áreas silvestres protegidas”, dijo Ordenes, agradeciendo a Ricardo Rozzi por compartir su experiencia en estos temas, así como la asistencia de importantes representantes de diversas áreas productivas de la Región.

La parlamentaria añadió que “buscamos a partir del turismo con lupa tener una visión de mundo, partir desde la lógica de lo local a lo global, y ver en el turismo la oportunidad de desarrollo económico para la Región de Aysén. Es algo que ya está ocurriendo pero que requiere que los distIntos actores y de las distintas representaciones que tenemos nos pongamos de acuerdo y más allá de microbosques, de biodiversidad, verlo además en el largo plazo, en la lógica de una planificación en la Región de Aysén, de tener un ordenamiento territorial que también nos defina las vocaciones productivas y cómo vamos a trabajar en una Región única como Aysén, generando mayor colaboración con la Región de Magallanes”.