Hasta Villa Ñirehuao se trasladó el pasado jueves la Seremi de Vivienda y Urbanismo, Ana María Mora, para encabezar la entrega de certificados de subsidio habitacional que permitirán concretar el mejoramiento de sus casas a 13 familias de esa localidad de la comuna de Coyhaique.

El acto se realizó en la sede del adulto mayor, hasta donde llegaron los integrantes del comité “Los Diamantes”, quienes fueron asesorados por la entidad patrocinante de Eduardo Rosas y recibieron un beneficio equivalente a un millón 700 mil pesos aproximadamente, recursos que les permitirán interrumpir el deterioro y materializar diferentes reparaciones en sus viviendas, mejorando así considerablemente su calidad de vida.

La presidenta del comité, Alicia Hernández Paredes, valoró este apoyo del Gobierno, destacando el trabajo realizado, el esfuerzo de cada postulante y el bienestar que estos adelantos significarán para cada grupo familiar, ya que se trata de una necesidad recurrente en muchas viviendas que necesitan reparaciones, especialmente en sectores rurales como Villa Ñirehuao, donde además se deben enfrentar adversas condiciones climáticas durante el año.

Por su parte la Seremi de Vivienda, Ana María Mora Araneda, expresó su satisfacción al ver que las políticas y programas del Gobierno están llegando en forma concreta y efectiva a las familias de toda la región, permitiendo a través de diferentes líneas mejorar la vida de los vecinos e impulsar el desarrollo de sus localidades.  “Cada vez que compartimos con un comité o que vemos la alegría de las familias confirmamos que como Gobierno estamos cumpliendo y estamos avanzando por el camino correcto. Esto es justamente lo que nos han mandatado nuestro Presidente Sebastián Piñera y nuestro Ministro Cristian Monckeberg, trabajar con responsabilidad para que nuestro apoyo llegue a todos los rincones de la región y se traduzca en beneficios concretos para muchas familias que de esta forma pueden vivir mejor y pueden mirar hacia el futuro con mayor tranquilidad y optimismo. Hoy son mejoramientos de vivienda, en otros casos ampliaciones, o soluciones habitacionales, a veces nuevas calles y veredas pavimentadas, en fin, en cada sonrisa y en todos lados vemos reflejado de alguna forma que seguimos avanzando y eso nos llena de motivación y de orgullo”, aseguró.

El subsidio equivale a 65 UF (1 millón 700 mil pesos, aprox.) para cada familia y los postulantes deben aportar un ahorro mínimo de 3 UF (81 mil pesos, aprox.). Con esos recursos ellos pueden acceder al financiamiento de obras como reparación de cimientos, pilares, vigas, estructura de techumbres, pisos u otras similares. También se puede hacer pinturas, mejoramiento de instalaciones sanitarias, eléctricas o de gas; reparación de muros bajadas de aguas lluvia; reposición o reparación de ventanas, puertas, tabiques, cielos u otros.

Cabe señalar que los subsidios para mejoramiento de la vivienda son muy demandados y valorados en la región, tanto en sectores urbanos como rurales, ya que en la mayoría de los casos sin este apoyo del Estado las familias tardarían años o simplemente no podrían materializar sus proyectos. De igual forma este tipo de beneficios no solo tienen un positivo impacto en la calidad de vida de las familias, sino que además mejoran las viviendas y suben su plusvalía, impulsan las economías locales y generan empleo.