La senadora Ximena Ordenes destacó la aprobación del Proyecto de Ley de Atención Preferente, moción legislativa presentada por los integrantes de la Comisión de Salud del Senado, con la que se busca disminuir la desigualdad del sistema de salud, beneficiando a toda persona mayor de 60 años o bien, que se encuentre en situación de discapacidad.
Aysen.- La iniciativa busca que los adultos mayores o personas con discapacidad tengan derecho a ser atendidos preferente y oportunamente por cualquier tipo de prestador de acciones de salud, sea público o privado, permitiendo, entre otras cosas, la entrega de número para solicitud de día y hora de atención de consulta; asignación prioritaria a urgencias; trato preferente para interconsultas; retiro de medicamentos; la asignación preferencial para toma de exámenes y procedimientos médicos más complejos.

La ley de Atención Preferente, en palabras de la senadora Ordenes, “tiene entre sus principales motivaciones evitar que los adultos mayores tengan largas esperas a la hora de retirar medicamentos o practicarse exámenes, como lo que sucede actualmente en la red de salud del país”.

“Cada día vemos cómo los adultos mayores, muchos de ellos con serios problemas de movilidad o de visión, deben llegar antes de la apertura de los centros de salud para ponerse en una fila y sacar número para conseguir una hora, teniendo las mismas condiciones y trato de espera que personas más jóvenes y en mejores condiciones físicas”, señaló.

“Con este proyecto, se busca que agilizar una respuesta para la atención de los adultos mayores, y que no deban someterse a las trabas administrativas de un sistema que mantiene la salud como un privilegio para quienes pueden pagarla”, sentenció.

Sobre esta línea, la senadora Ordenes manifestó que “la ley de atención preferente busca disminuir la desigualdad del sistema de salud que se arrastra por décadas, destrabando aquellos nudos administrativos que dependen de la gestión, lo que será un paliativo para las dificultades que deben enfrentar nuestros adultos mayores y personas con discapacidad cada vez que recurren a la salud pública o privada”.

En cuanto al universo de personas que se verán beneficiadas gracias al proyecto de Atención Preferente, Ordenes aseguró que “la nueva Ley permitirá también que un importante porcentaje de la población más vulnerable reciba una mejora en su atención de Salud. De hecho, en la Región de Aysén, del total de pacientes que se atendieron en consultas por el hospital de Coyhaique el año 2018, casi la mitad correspondieron a personas mayores, lo que es una buena noticia para todos quienes ocupaban mañanas enteras esperando atención o un medicamento”.

“La salud es un derecho que debemos asegurar para todas y todos los habitantes de nuestro país, y esa tarea es parte de los cambios que aún debemos generar. La salud no es un negocio, y no podemos permitir que solo quienes tengan más recursos puedan acceder a prestaciones de salud con rapidez y seguridad, sino que el acceso preferente de nuestros adultos mayores y personas con discapacidad debe estar garantizado por el Estado, y es lo que se persigue con esta ley”, añadió la senadora Ximena Ordenes.