Ante esto, la Vocera Regional de Gobierno, Tatiana Fontecha, indicó que “El Gobierno del Presidente Sebastián Piñera siempre ha sido partidario de rebajar la jornada laboral, pero nuestro Gobierno es responsable en cuanto a esta medida, ya que buscamos resguardad a los trabajadores introduciendo la flexibilidad laboral, respetando la constitución y generando empleo. Lo que se traduce para nuestra región en un aumento de trabajos bien resguardados, dignos y flexibles considerando la realidad geográfica presente a lo largo de nuestra región”.

De esta manera, tal como lo indican desde el ejecutivo, el promedio de 41 horas será la nueva jornada ordinaria, gradual y con especial preocupación por las pequeñas y medianas empresas. Esta gradualidad va a estar enfocada en proteger el empleo, particularmente de las Pymes, ya que busca mejorar la calidad de vida del trabajador, y también crear trabajos, librándolo de amenazas.

“La flexibilidad laboral permite acomodar mucho mejor el trabajo con la familia, incorporar el teletrabajo, permitiendo trabajar a distancia, organizando jornadas que permitan trabajar más en determinadas épocas del año, en resumen, entregar beneficios que hoy días los chilenos y los ayseninos no tenemos”. Indicó la Vocera.
Por otro lado, desde el Gobierno Central indican que la alternativa presentada por la oposición aumenta en un 12% los costos de la contratación, lo que potencialmente afectaría la creación de más de 300 mil empleos, manteniendo la rigidez del sistema; lo que afecta derechamente a las pequeñas y medianas empresas.

“La mejor Forma de reducir la jornada laboral es darle la libertad necesaria a los trabajadores para que estos puedan adaptar su jornada, siempre preocupándonos de estar en regla con el código del trabajo, porque reiteramos que como Gobierno buscamos la protección de los trabajadores. Por eso el proyecto presentado por nuestro Presidente reduce la jornada laboral, introduciendo la flexibilidad y la adaptabilidad, y preservando los descansos y feriados anuales, adaptando la jornada dentro de los límites que ya existen”. Finalizó la Fontecha.