Durante este año, sólo se ha registrado un contagio por este virus, el paciente debió ser trasladado fuera de la región, encontrándose hoy fuera de peligro.

Coyhaique.- Con la participación de diversos organismos públicos, además de instituciones castrenses, de orden y seguridad, se realizó una nueva sesión del Comité Regional de Hantavirus presidido por la Intendente Regional Geoconda Navarrete Arratia; organismo cuyo principal objetivo es coordinar acciones preventivas y operativas frente a eventuales contagios de este virus durante la segunda mitad de este año; período donde al igual que en años anteriores, se busca reforzar los planes educativos a nivel de población local y de quienes llegan a visitar la zona como turistas.

Trabajo de estos servicios que espera contar con la colaboración de toda la comunidad regional, ya que durante este 2019 solo se ha presentado un caso de Hantavirus en la región de Aysén, donde en el mes de febrero un joven de 22 años de Puerto Aysén, fue oportunamente derivado al Hospital del Tórax, evolucionando favorablemente hasta su alta médica. De ahí el llamado de la primera autoridad regional, Intendente Geoconda Navarrete Arratia, para prevenir el contagio por este virus. “Comienza ya el período de primavera y comienzan a cambiar las condiciones climáticas, y de vegetación, lo que puede hacer propicio la presencia de casos por Hanta; por tanto, la educación es el principal factor para el autocuidado de las personas, evitando situaciones que afecten a pobladores o turistas, por eso la importancia del trabajo coordinado entre los distintos servicios públicos para poder contribuir a evitar una situación de contagio.”

Además de este trabajo preventivo, la Seremi de Salud, Alejandra Valdebenito Torres, señaló que desde el área de Salud Pública, junto con destacar el profesionalismo de los equipos de salud, ya están los mecanismos de respuesta sanitaria para abordar este tipo de situaciones. “Como sector salud agradecemos y valoramos el trabajo y preparación de nuestros equipos médicos, quienes han madurado la pesquisa oportuna de este contagio, donde este año tuvimos un solo caso en el que afortunadamente no hay víctimas que lamentar. No obstante, queremos transmitir a la comunidad que existe la preparación y coordinación entre los distintos organismos que componen esta mesa intersectorial, para resguardar la salud de la población frente al Hantavirus.”

Cabe señalar que el Hantavirus es una enfermedad de origen viral, que se transmite al ser humano desde los roedores silvestres como el Oligorizomys longicaudatus (ratón de cola larga, autóctono), cuando éste es portador del virus. La transmisión más común se produce a través de la inhalación de aerosoles producidos a partir de la orina y fecas de roedores contagiados. Al ser un roedor silvestre, el mayor riesgo lo tienen personas que viven en sectores rurales, poco intervenidos por el hombre, al igual que personas que por actividades recreacionales van a esos lugares.

En este contexto, Miguel Oyarzo Altamirano, Epidemiólogo de la Seremi de Salud, indicó que en base a las características climáticas y geográficas de la zona, la prevención es la principal arma para evitar el contagio por este virus. “En este período existe una mayor sospecha de casos por Hantavirus, por lo que el llamado a la población es a informarse sobre los principales síntomas que pudieran estar asociados al Hantavirus, ya que esta es una enfermedad donde se debe relevar su prevención, más que su tratamiento, porque no existe un tratamiento eficaz. Las personas deben evitar exponerse a los lugares donde posiblemente pudieran estar viviendo este tipo de roedores, principalmente de tipo silvestre.”

Síntomas de Hantavirus

La enfermedad comienza con un cuadro similar a una influenza, con fiebre, dolores musculares y articulares, dolor de cabeza, a veces acompañado con síntomas gastrointestinales, y con dificultad respiratoria progresiva. Estos pacientes necesitan ser diagnosticados oportunamente, ya que su manejo es muy complejo y requiere atención especial. La importancia de esta enfermedad, radica principalmente en su alta letalidad, que para nuestro país es de alrededor del 34% como valor histórico. Por lo que frente a estos síntomas, se recomienda recurrir a un centro de salud a la brevedad.

Recomendaciones

• Previo al ingreso de lugares que han permanecido cerrados, se recomienda ventilar por 30 minutos, abriendo puertas y ventanas. Posterior a esto rociar con solución de cloro para evitar la formación de aerosoles.
• Mantener despejado, limpio y libre de elementos que sirvan de alimento o refugio para roedores todo el perímetro de la vivienda.
• Desmalezar y mantener el pasto corto, en un perímetro de 30 metros alrededor de la vivienda.
• Al igual que al interior del domicilio, se debe disponer la basura en tarros debidamente cerrados. Si no hay posibilidad de recolección de esta, se recomienda enterrarla diariamente en lugares alejados de la vivienda y cubiertos a lo menos por 30 cm. de tierra.
• Mantener protegidas las fuentes de abastecimiento de agua. Si no es potable, siempre utilizarla hervida.
• Mantener bodegas (granos, leña, paja, herramientas, etc.), a no menos de 30 metros de la vivienda y bien ventiladas.

En el campo y en el camping

• Transitar por senderos o caminos habilitados. No internarse en lugares con vegetación abundante.
• Evitar recolectar frutas silvestres o leña.
• Acampar en lugares abiertos, donde no existan evidencias de roedores. Siempre ir a camping autorizados.
• Aplicar medidas de control de roedores dentro de campamentos (forestales, agrícolas, etc.)
• Utilizar carpas con piso y enteramente selladas. Limpiar el área donde se desea acampar.