Después de 100 años de crear el mundialmente famoso ketchup Heinz, la compañía multinacional ha logrado cultivar su primera cosecha de tomates bajo las condiciones del suelo marciano. El inédito experimento científico fue desarrollado durante dos años en completo secreto y de manera colaborativa entre los Maestros del Tomate Heinz -expertos en el análisis de técnicas líderes mundiales para que los cultivos florezcan en condiciones difíciles y duras- y un equipo del Instituto Espacial Aldrin de Florida Tech, que está investigando formas de mantener a la raza humana con pruebas de cultivos fuera de este mundo para las futuras generaciones. Esta es un área cada vez más importante para la investigación considerando la degradación del suelo que enfrenta nuestro planeta.

¿El resultado? Una cosecha de tomates Heinz que, luego de exigentes pruebas, logró dar origen al primer ketchup desarrollado en condiciones únicas y adaptado a las características climáticas y de suelo del planeta rojo.

“Estamos muy emocionados de que nuestro equipo de expertos haya podido cultivar tomates en condiciones desconocidas desde otro planeta y compartir nuestra creación con el mundo. Desde el análisis del suelo de las condiciones marcianas hace dos años, hasta la cosecha actual, ha sido un viaje que ha demostrado que dondequiera que terminemos, Heinz Tomato Ketchup todavía se disfrutará por las generaciones venideras”, sostiene Cristina Kenz, Jefa de la Oficina de Crecimiento de Kraft Heinz International Zone.

El llamado “Project Red” comenzó en 2019, probando distintas variedades de semillas híbridas en pequeñas muestras de suelo. Una vez que se logró detectar cuáles funcionarían en el medio ambiente marciano, pasaron a pruebas de cultivos más grandes, logrando desarrollar uno de los proyectos de características “extraterrestres” más grandes de la historia.

Para lograr este inédito experimento científico se levantó la llamada “Casa Roja”, un invernadero totalmente adaptado que recreó de la manera más precisa posible las condiciones de luz, temperatura y suelo o regolito del entorno marciano.

El equipo del Instituto Espacial Aldrin de Florida Tech, dirigido por el Dr. Andrew Palmer, ha presentado el primero de tres artículos para publicación científica que trazó la misión y comenzó a probar las semillas en condiciones sobrenaturales del regolito marciano, y una vez que esto se perfeccionó, el experimento se convirtió en uno de los proyectos de crecimiento más grandes relacionados con Marte jamás realizados.

El Dr. Palmer explicó que “hasta ahora, la mayoría de los esfuerzos para descubrir formas de crecer en condiciones simuladas marcianas son estudios de crecimiento de plantas a corto plazo. Lo que este proyecto ha hecho es mirar la cosecha a largo plazo de alimentos: si queremos mantener la vida en otros planetas, debemos ser capaces de comprender cómo podemos cultivar y producir alimentos a largo plazo, utilizando las herramientas que tendremos a nuestra disposición”.

Explicó que “el suelo que usamos en la Tierra está lleno de microbios y hongos que mejoran su condición y facilitan el crecimiento, en cambio, el regolito (suelo) de Marte tiene una composición muy diferente. Lograr un cultivo que sea de una calidad para convertirse en ketchup de tomate Heinz fue un resultado soñado, y trabajar con los Maestros del Tomate en Heinz nos ha permitido ver cuáles son las posibilidades para la producción de alimentos a largo plazo más allá de la Tierra. Hay mucho que podemos aprender trabajando con las compañías de alimentos más grandes del mundo”.

Para celebrar esta gran hazaña científica, el “ketchup marciano” se dio a conocer esta semana a través de un gran hito: una botella de edición limitada se embarcó en un vuelo espacial más allá de la atmósfera de la Tierra, alcanzando los 37.000 metros en el cielo y temperaturas de -70 °C. El lote de ketchup “fuera de este mundo” se encuentra ahora en una fase experimental, por lo que será probado por un grupo especializado y por ahora no se comercializará.

Acerca del Adrin Space Institute

El reconocido Aldrin Space Institute que es parte de Florida Tech, se creó para promover la exploración y el desarrollo espaciales con el fin de mantener presencia humana permanente en Marte, para lo cual su equipo está constantemente investigando, haciendo clases, invitando a interesados en esta exploración del mundo, asociándose a distintos centros académicos y publicando estudios, para luego dejarlas disponibles en su biblioteca de documentos científicos.

 Por su parte, Florida Tech fue fundada en 1958 en los albores de la Carrera Espacial que pronto definiría la costa atlántica de Florida y cautivaría a la nación. Hoy es la principal universidad tecnológica privada en el sureste y es una de las mejores del país, de nivel 1 en U.S. News & World Report. Florida Tech ofrece licenciaturas, maestrías y doctorados en aeronáutica y aviación, ingeniería, computación y ciberseguridad y negocios, entre otros.

Mas información en: https://www.fit.edu/aldrin/research/