En Aysén, la última víctima a consecuencia de esta enfermedad se produjo durante el año 2020.

Aysén.- Con la llegada de las bajas temperaturas, especialmente en zonas rurales, se produce un mayor avistamiento de roedores en lugares aledaños a viviendas o inmuebles destinados a las actividades agropecuarias, frente a esta situación, desde la autoridad sanitaria se hace un llamado a reforzar el autocuidado entorno al Hantavirus; enfermedad de origen viral, que se transmite al ser humano desde los roedores silvestres, cuando éste es portador del virus, provocando síntomas gastrointestinales y dificultades respiratorias, e incluso puede generar el fallecimiento de la persona.

Así lo manifestó el Epidemiólogo de la Seremi de Salud Aysén, Miguel Oyarzo, quien entregó más antecedentes al respecto. “Habitualmente, el Hantavirus esta presente en las actividades relacionadas con la agricultura y recreación, se presenta mayormente en las estaciones de primavera y verano, aunque también hay casos en otoño e invierno, asociado principalmente a personas residentes del sector rural. Puede comenzar con un cuadro similar a una influenza o COVID19, con fiebre, dolores musculares, dolor de cabeza, a veces acompañado con síntomas gastrointestinales, y con dificultad respiratoria progresiva. Estos pacientes necesitan ser diagnosticados oportunamente, ya que su manejo es muy complejo y requiere atención especial”.

Frente a esta situación, la Seremi de Salud Aysén, Carmen Monsalve, reiteró la importancia de prevenir el contagio por esta enfermedad. “El Hantavirus es una enfermedad endémica en Aysén, donde el autocuidado siempre debe estar presente al momento de compartir espacios donde circulan roedores silvestres. Recordemos que se transmite por vía aérea a través de la orina y fecas de los roedores, donde el mayor riesgo lo tienen personas que viven en sectores rurales. Es por eso que al trabajar o recorrer por estos sectores, siempre se debe ventilar los lugares cerrados, mantener limpias y ordenadas las bodegas, además de sectores aledaños a las viviendas; y en el caso de sentir síntomas de dolores musculares, fiebre o dificultades respiratorias, acudir directamente al centro de salud más cercano para evaluación médica”.

La importancia de esta enfermedad, radica principalmente en su alta letalidad, durante el año 2022 a nivel nacional, se han confirmado 11 casos de hantavirus (8 de ellos en hombres), de los cuales cuatro fallecieron. En el caso de Aysén, el último deceso por Hantavirus se registra en el año 2020 con un poblador de la comuna de Cisnes.