Los pescadores de Islas Huichas, en el litoral de la región de Aysén, continúan manifestándose y cada vez radicalizan aun más las medidas de presión, exigiendo al Gobierno pronunciarse con argumentos concretos, respecto al grave escenario de cesantía que aqueja al sector, sumado al problema de la marea roja.

“Siempre hemos dicho que no es responsabilidad del Gobierno el tema de la marea roja, porque es algo de la naturaleza. Pero cada Gobierno Regional tiene su nivel de contingencia para ir en ayuda de cada pueblo que este en problemas”, manifestó el dirigente Carlos Formantel.

La toma del muelle, el aeródromo y algunas embarcaciones que prestan servicios a la industria acuícola, son las medidas que han ido agudizando este conflicto entre la pesca artesanal y el Gobierno.

“Nosotros primero tenemos que acercarnos a la autoridad y conversar del tema, pero lamentablemente, no hemos recibido ninguna respuesta del Gobierno Regional. En este momento tenemos tomado el muelle, alrededor 18 o 20 embarcaciones salmoneras, que no las dejamos salir a ningún lugar, tenemos cerrados los muelles de la isla completa. Solamente dejamos atracar al barco de pasajeros y embarcaciones que navegan desde Chacabuco hacia Puerto Aguirre”.

Por ultimo, Carlos Formantel, dio a conocer su molestia con el Gobernador Luis Oyarzo, ya que luego de una reunión realizada hace alrededor de dos semanas con los pescadores de la isla, “quedó en regresar, lo cual, no ocurrió y ahora no contesta los teléfonos, puntualizó el dirigente de los pescadores de Islas Huichas”.