La vecina de la comuna de Guaitecas aseguró que los conocidos también como “perros vagos” han matado vacas, gallinas e incluso habrían extinguido las ovejas que había en la zona.

Melinka.- Una situación bastante preocupante es la que se vive en la comuna de Guaitecas, ya que, en el último tiempo se han incrementado notoriamente el número de perros asilvestrados, los que atacando en jauría han matado a una gran cantidad de otros animales.
Lo más reciente afectó a Yessica Leviñanco, vecina de la localidad de Repollal Alto, a quien estos canes mataron la totalidad de sus gansos, 35. Y no solo eso, afirmó la pobladora de la comuna de Guaitecas, sino que chanchos, ovejas y vacas que han sido víctimas de este ataque.
“La verdad es que fue la totalidad de mis gansos, eran 35 y yo vivo en un sector rural que se llama Repollal Alto y resulta que hace mucho tiempo ya han venido los perros vagos atacando, no solamente a los gansos, han matado chanchos, vacas y extinguieron todas la ovejas que habían acá en Repollal”.
Yessica Leviñanco, aseguró que ninguna autoridad se ha preocupado por esta situación, sienten que las autoridades les han dado la espalda, en particular el Alcalde Cristian Alvarado y los Concejales de la comuna.
“Resulta que la autoridad comunal nunca ha hecho nada al respecto, menos ahora que publique estos en redes sociales, ya que la mayoría de las personas afectadas son adultos mayores. Entonces, esto ya es un problema comunal muy grave que estamos pasando acá en Melinka, sobre todo en esta localidad rural que es Repollal”.
La vecina de la comuna de Guaitecas, lamenta profundamente lo sucedido con sus animales, ya que incluso se habían convertido en un atractivo turístico para todos quienes visitan la zona. “Si bien es cierto, esa noche cuando los perros atacaron a mis gansos, estos estaban en la playa, porque yo vivo al lado de la playa y mis gansos yo no los tenía encerrados, pero no por eso vamos a justificar que los perros vagos anden matando a diestra y siniestra todo lo que pillen. Además, mis gansos llamaban la atención de la comunidad y los turistas, le sacaban fotos, eran un lindo atractivo”.
Yessica Leviñanco, dijo que mayor es la preocupación del ataque de los perros, porque ahora sus víctimas son otros animales, pero en algún momento podrían atacar a las personas, a los niños, quienes no puedan defenderse.
“Porque también nosotros los seres humanos salimos a caminar, los niños que salen a jugar, adolescentes que recorren la costanera, imagínense que los pilla un grupo de perros. No vamos a esperar que ocurra eso para poder hacer pública o comenzar a reclamar para que se haga algo”.
Finalmente, la vecina de Repollal Alto, en la comuna de Guaitecas, espera que el Alcalde Cristian Alvarado, los Concejales, la Seremi de Salud y todos quienes tengan algo decir y hacer, se preocupen por la población, se ocupen y tomen en cuenta este reclamo, antes de que ocurran hechos graves que lamentar y donde podrían verse involucradas algunas personas.