La dirigenta del gremio esbozó también una crítica a la labor preventiva de las policías, ya que se hacen muchas reuniones, se habla mucho y “en la práctica es poco lo que se hace”.

Puerto Aysen.- Molestia existe en los integrantes de radiotaxis “Caupolicán” de Puerto Aysén, ya que por segunda vez y a plena luz del día, en un área netamente comercial, desconocidos provocan daños a su paradero instalado precisamente en esa céntrica calle, a muy pocos pasos de Sargento Aldea.
En esta oportunidad quebraron los ventanales del frontis del espacio que sirve para reunir a los integrantes del gremio y principalmente para atender a toda la comunidad que requiera de sus servicios. De ahí el enojo del sindicato de radiotaxis “Caupolicán”, tal como se desprende en las declaraciones de su presidenta, Fabiola Vargas.
“La verdad es que estamos molestos, porque ya es segunda vez que nos vemos afectados con esto. La primera vez, hace aproximadamente dos meses, donde tuvimos problemas con la puerta, intentaron ingresar, gracias a Dios la puerta se bloqueó por dentro. En realidad no son muchas las cosas que se puedan perder, pero da mucha rabia esto, porque no sé qué está pasando acá en Aysén”.
La preocupación de la dirigenta es también por la poca solidaridad de quienes pueden haber visto algo, ya que, este último hecho ocurrió cerca de las 11 de la mañana.
“Fueron los ventanales que dan hacia calle Sargento, alrededor de las 11 de la mañana, cuando Aysén a esa hora ya está despierto, pasa harta gente por la calle y nadie ve nada. La vez anterior, pasó Carabineros a cuadra y media y tampoco sintió nada, andaban patrullando, entonces, es como raro que nadie vea nada”.
Las cámaras de seguridad instaladas en la ciudad y que son monitoreadas desde el Municipio de Aysén, son otros elementos que aportarían bastante a la hora de esclarecer un delito, pero lamentablemente hace bastante rato, no estarían operativas.
“Más encima las cámaras yo no sé si están funcionando, me parece mucho que no, porque la vez pasada lo averiguamos a través de la PDI y no estaban funcionando. Así es en realidad molesta, porque nosotros no le hacemos daño a nadie y a esa hora de la mañana es solo para hacer daño”.
La preocupación del sindicato de radiotaxis “Caupolicán”, también se expresa en que se debería notar mayormente la vigilancia policial en las calles.
“Pero la seguridad a las 11 de la mañana, un día domingo… nada, no sé de qué estamos hablando, porque se hacen muchas reuniones, se cuenta mucho, se publican muchas cosas y en realidad en la práctica es poco lo que se hace”, concluyó señalando Fabiola Vargas.