Con el propósito de visualizar, organizar, coordinar y establecer todos los enlaces necesarios para hacer frente a la emergencia de siniestros forestales en la región, las autoridades que componen la mesa técnica, encabezadas por la Intendente Geoconda Navarrete, se reunieron en dependencias de Onemi para analizar la presentación del Plan ACCEFOR (Plan de Coordinación Operativa para situaciones de Emergencia Forestal) realizada por el jefe del departamento de manejo del fuego de CONAF Aysén Hugo Pineda. Se trata de un plan preventivo elaborado para enfrentar el periodo de mayor exposición a riesgo, peligro y ocurrencia de Incendios forestales en la región.

Coyhaique.- Hugo Pineda dijo que las personas son responsables de más del 99,9% del origen de los incendios forestales. Negligencia, descuido, ignorancia e intencionalidad son las acciones más recurrentes, cuestión de la que no está exenta la región de Aysén. “El tema de los incendios forestales está instalado en nuestro país como un disturbio, una amenaza y una vulnerabilidad hacia la personas, por tanto, como gobierno es nuestro deber técnico estar preparados; nuestra institución (CONAF), cumpliendo el mandato técnico, a partir de septiembre comenzó a implementar todas las acciones y operaciones necesarias para afrontar el período más crítico de los incendios”.

La idea, según la Intendente, es trabajar de manera preventiva, coordinando los recursos disponibles, partiendo por los recursos humanos hasta la coordinación técnica, tanto a nivel comunal, provincial y regional. “El objetivo es tener la mejor y más oportuna respuesta frente a la ocurrencia de incendios forestales, considerando la extensión territorial de Aysén, con gran presencia de bosque nativo, riesgo que se agudiza en época estival debido al aumento de las temperaturas y el mayor flujo turístico”, manifestó la autoridad, destacando que hoy existe la capacidad de atender las cuatro provincias de la región.

“Tenemos varias aristas en las que trabajar –agregó Navarrete–, tanto en la prevención mediante la entrega de la información hacia quienes viven y trabajan en el campo en el rubro del turismo para minimizar los riesgos, y para los cuales esperamos estar preparados de la mejor manera posible”, a la vez que aprovechó de enviar un mensaje a la población.

“No solo basta que las instituciones estemos preparadas, aquí también hay una corresponsabilidad de toda la ciudadanía, tanto de sectores urbanos como rurales, en hacer conciencia de lo que significa un buen comportamiento ante situaciones de riesgo por fuego que pueden llevarnos a lamentar grandes daños, humanos y materiales”.

Amenaza latente

Considerando que la región de Aysén posee una superficie de 108 mil kilómetros cuadrados, en su mayoría correspondientes a parques reservas y áreas silvestres protegidas, Onemi es la encargada de coordinar las acciones de todo el sistema de protección civil, de las Fuerzas Armadas y de todos los servicios públicos habilitados para enfrentar emergencias, según explicó el director regional de Onemi, Sidi Bravo.

El directivo dijo que lo fundamental es la prevención. “Por ello es importante trabajar con mesas técnicas para bajar la incidencia de siniestros forestales; estamos anticipándonos al trabajo de la temporada 2018-2019 en dos áreas: prevención y reacción para enfrentar los incendios forestales”, citando el despliegue realizado durante las últimas Fiestas Patrias para atender la emergencia suscitada en la península Levicán (Río Ibáñez), “un siniestro fuera de temporada”, recordó Bravo.