Aysen.- Con la llegada del mes de marzo, llega también el retorno a clases, compra de útiles escolares, contratación del servicio de transporte escolar, a lo cual se suma la renovación del permiso de circulación, un trámite que inquieta a los propietarios de vehículos más aún cuando restan tan solo ocho días para finalizar el presente mes.

Dado lo anterior, y en virtud del apremio, estos días constituyen una fecha propicia para el actuar de inescrupulosos, quienes a través de múltiples vías intentan concretar engaños a través de la venta de documentos falsificados.

Actualmente en Chile existen tantos formados de permisos de circulación como municipalidades que los extienden, por lo que distinguir un documento auténtico de uno falso, en ocasiones puede resultar más complejo de lo esperado.

En tal sentido, Carabineros a través del Laboratorio de Criminalística institucional (Labocar) ha entregado diversas recomendaciones a los propietarios de vehículos con la finalidad de prevenir defraudaciones por venta de permisos de circulación falsos.

Actualmente en Chile existen diversos permisos de circulación, cada uno con sus propias características, cuya variación depende del la municipalidad que lo otorgue.

Autenticidad

Por norma general, los documentos auténticos mantienen sellos estampados sobre él, al igual que las firmas; caracterizándose por mantener diseños y bordes definidos y nítidos gracias a la utilización de sistemas de impresión sofisticados, situación que no es posible encontrar en un documento falsificado.

Labocar recordó que la tecnología existente en la actualidad, permite que los portales de internet de las distintas municipalidades faciliten este trámite mediante el portal web, pudiendo imprimir en nuestros domicilios el permiso de circulación.

Al obtenerlo a través de esta vía, Carabineros instó a los ciudadanos a verificar el respectivo código de validación, el que viene indicado en la parte inferior del documento, además del código QR, el cual es visible al utilizar una aplicación fácil y descargable en los smartphone.

Paralelamente Labocar llamó a los automovilistas a tener presente ciertas consideraciones con la finalidad de prevenir el ser víctimas de engaños u otras defraudaciones al momento de renovar el documento.

– Los permisos de circulación originales mantienen impresiones claras, definidas y nítidas de alta calidad.

– El documento igualmente se caracteriza por mantener bordes prepicados, mientras que el falso presenta cortes mediante tijera o similares.

– Estos originales mantienen diseños al reverso, los que generalmente corresponden al logo propio de la municipalidad que lo emite.

– Evite esperar hasta el último día, ya que las aglomeraciones de público facilitan la presencia de falsificadores, quienes ofrecen un permiso de circulación más ágil y económico, opción tentadora para cualquier persona, recordándoles que la falsificación de este documento podría significar presidio menor de 60 días y el retiro e incautación del vehículo.