Las casas no superan los dos años desde su entrega y los problemas son evidentes, sin tener respuestas hasta ahora.

Chile Chico.- Desde hace algunos meses, al menos unas cincuenta casas de las poblaciones “Los Calafates” y “Bandurrias” de Chile Chico, han presentado un serie de inconvenientes, principalmente por grietas en los pisos, paredes y cielo raso de estos inmuebles que son relativamente nuevos y no superan los dos años desde que fueron entregados.
“Yo me di cuenta cuando llegue ahora, estaba con mi hijo enfermo en Argentina y cuando llegue me fijé que ya estaba así, no supe cómo fue eso. Hay una fisura en la casa, está el techo y la pared en esa condición. No sé realmente que pasó, eso es lo que no entiendo, ya que el piso también tiene dos cerámicas que están trizadas. Ojala que se solucione porque viene el invierno y está muy feo como está quedando”, es lo que relata la vecina de calle Santiago Ericksen, Ester Rodríguez.
Por su parte, la vecina de calle Chelenko, Alejandra Borquez, dijo que este problema se inició el año pasado, cuando se percató de una pequeña línea en el piso de su comedor, la que luego terminó cruzando todo el lugar.
“Esta situación se empezó a ver más o menos en agosto del año pasado, primero comenzó como un pequeño hilito, incluso yo pensé que las niñas habían rallado con un lápiz, pero al pasar un paño no se borró y ahí me di cuenta que en realidad era una trizadura. Después al ver que pasaban las semanas y la fisura se iba enanchando, fui a la oficina de Serviu y anoté mi requerimiento, vino Serviu y yo no estaba porque estaba trabajando, pero si quedaron en venir porque me llamaron, pero no volvieron a tomar contacto”.
El presidente de la junta de vecinos “Peumayen”, que reúne a las poblaciones “Los Calafates” y “Bandurrias”, lamentó que esté ocurriendo esta situación que afecta a un número no menor de familias.
“El tema es que el problema se va agravando cada vez más, se van formando verdaderas grietas en los pisos, en las paredes, en el cielo raso y los mismos vecinos han hecho listados, los que suman aproximadamente unas cincuenta personas que tienen problemas en sus casas. Muchos de estos vecinos no quieren esperar más y quieren hacer sus arreglos solos, pero la mayoría no tienen como solucionarlo, porque en algunos casos es caro arreglar este tema. Lo que más nos preocupa a todos es que, este problema se pueda agravar, es un problema estructural y no sabemos cuándo va a terminar porque aun las casas se siguen partiendo en los pisos y las paredes”.
El dirigente vecinal agradeció el apoyo del Alcalde Ricardo Ibarra, quien se contactó inicialmente con el director regional del Serviu e hizo entrega de uno de los primeros listados de vecinos afectados. Debido a ello, llegó un profesional del mismo servicio a constatar la situación en terreno y posteriormente estuvo el propio director del Serviu, pero hasta ahora no ha existido una respuesta y solución concreta a la problemática aseguró Juan Carlos Chiguay.
La empresa “entre ríos”, sería la entidad que estuvo a cargo de la construcción de más de 120 casas, de las cuales al menos 50 estarían con inconvenientes al presentar fisuras en el piso, paredes y cielo raso, algo que a medida que pasan los días se torna más preocupante para los afectados.