Ante problemas con la pesca de arrastre, el recursos jibia y modificaciones que pretenden hacer algunos parlamentarios a la ley de pesca con el fin de perjudicar a la industria, los dirigentes del sector en la región Aysén aseguran que esto generaría una inmensa cesantía y es por ello que, afirman que defenderán el puesto de trabajo de muchos hombres y mujeres, como se ha hecho históricamente, en las calles.
Aysen.- “Ya se generaron alrededor de 1.700 despidos en la octava región, tenemos también en trámite la ley corta que tiene una serie de falencias y temáticas que se están viendo desde la trinchera política y no desde lo que dice la ciencia y lo expertos, eso es algo que nos preocupa porque atenta directamente en contra de los empleos. Por otro lado tenemos cuatro boletines que están en discusión en el Senado, que significa eso, que la pesquería demersal sur austral, o sea, desde Puerto Montt a Punta Arenas desaparece toda la industria y no hay ni siquiera una coma que haga referencia a los trabajadores. O sea, nosotros nos quedamos en la calle y a ellos les importa un soberano rábano, entonces, vamos a empezar a movilizarnos que es lo que nos corresponde hacer hoy en día, no tenemos otra alternativa, ya que no somos escuchados por la autoridad de Gobierno ni por el parlamento, por lo tanto, la calle es nuestro norte”, señaló el dirigente de la pesca industrial Mariano Villa.

Llaman a poner banderas negras

Villa, hizo también un llamado a la comunidad a sumarse al repudio a las autoridades de Gobierno que no le han tomado el peso al difícil escenario que enfrentan muchas familias, al ver que su fuente laboral peligra de ser eliminada de un día para otro.
“Como trabajadores de la pesca industrial queremos hacer un llamado a la comunidad, nosotros entendemos que las movilizaciones le pueden causar problemas a mucha gente y no es nuestra intención hacerlo, sin embargo, nosotros queríamos pedirle apoyo y pedirle a toda la comuna de Aysén que se siente identificado con la pesca artesanal y con la pesca industrial, porque tienen familiares que trabajan en la industria o que generan algún empleo indirecto de apoyo a lo que es la industria, a que el próximo día lunes amanezcan con sus casas embanderadas con banderas negras. Este es el inicio de una serie de movilizaciones y un acuerdo que hemos tomado como embarcados de Chile y todo los puertos pesqueros también van a amanecer con banderas negras el día lunes”.