Iniciativa de Vinculación con el Medio se ejecuta por segundo año consecutivo, con positivos resultados. “Es inspirador percatarnos que hemos dado una buena señal, que hemos trabajando en el camino correcto. Seguiremos aunando esfuerzos con las instituciones para trabajar la prevención del consumo y el combate al tráfico en pequeñas y grandes cantidades”, aseveró el Fiscal Regional de Aysén, Carlos Palma. Proyecto también se ejecuta en Cisnes.
Coyhaique.- Como parte de una iniciativa respaldada por el Fiscal Regional, Carlos Palma, un total de 110 jóvenes de enseñanza media de Coyhaique se graduaron del programa “Monitores Antidrogas” que coordina la Unidad de Comunicaciones del Ministerio Público en conjunto con la Policía de Investigaciones y Carabineros y en el cual intervienen -entre otras- diversas instituciones públicas como el Servicio de Salud, Senda, Centro Comunitario de Salud Familiar (Cecosf), Comunidad Terapéutica del Hospital Regional y Centro Gandhi.
Los eventos de certificación se efectuaron este miércoles y jueves, en el auditorio de la Fiscalía Regional y contaron con la participación de diversas autoridades regionales entre las que se incluyó al Fiscal Regional, Carlos Palma, el jefe de la Undécima Zona de Carabineros de Aysén, General José Miguel Riquelme, el jefe de la Región Policial Aysén, prefecto inspector, Hugo Ruíz y la Directora Regional del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol, Katherine Hunter. La Orquesta de Cámara del Colegio Mater Dei, dirigida por el maestro Juan Mouras, brindó los momentos artísticos de ambas ceremonias.

CONFORMIDAD
Los alumnos que participaron durante este semestre, pertenecen a los colegios Diego Portales, Alianza Austral, Liceo San Felipe Benicio, República Argentina, Altos del Mackay, Josefina Aguirre, Mater Dei, Escuela Agrícola y Juan Pablo II. Todos los establecimientos mencionados acogieron la invitación efectuada por la Fiscalía para participar de los ciclos de formación básica e intermedia, desarrollados durante los meses de abril y mayo de este año. De forma paralela, este año el proyecto comenzó a ejecutarse en la comuna de Cisnes, con alumnos del colegio y liceo de dicha localidad.
“Impresión de absoluta conformidad y felicidad por percatarme que aquello que nos motivó hace un año y medio atrás, para construir esta alianza con Carabineros, la PDI y con los distintos colegios de Coyhaique, ha dado sus frutos”, expresó el Fiscal Regional, Carlos Palma, al finalizar una de las ceremonias.
“Este es el segundo año de los Monitores Antidrogas; hemos ido avanzando en el trabajo y ellos han sido personas que replican en la comunidad, tanto en sus cursos como barrios, la importancia de la prevención del consumo de drogas y tráfico”, añadió la principal autoridad del Ministerio Público.
“Hoy vi a un grupo de alumnos felices de haber participado en esta iniciativa, contentos de haber integrado a sus conocimientos estos nuevos elementos a propósito del consumo de drogas y el daño que esto implica personalmente, para la salud pública y la sociedad”, agregó el Fiscal Palma. “Es inspirador percatarnos que hemos dado una buena señal, que hemos trabajando en el camino correcto. Seguiremos aunando esfuerzos con las instituciones para trabajar la prevención del consumo y el combate al tráfico en pequeñas y grandes cantidades”, aseveró el Fiscal Regional de Aysén, organismo encargado de dirigir la investigación de los delitos.

JEFES POLICIALES
Esta actividad de vinculación con el medio, también incluyó la participación de funcionarios de Carabineros y detectives de la Policía de Investigaciones. En este sentido, el jefe de la Región Policial Aysén, Prefecto Inspector, Hugo Ruíz, destacó el entusiasmo de participar en este proyecto que aborda una temática de relevancia nacional en el área antinarcóticos. “Hace más de un año y medio no se visibilizaba la droga en la región, nosotros gracias a este trabajo mancomunado que hemos hecho con la Fiscalía y Carabineros, hemos aumentado el decomiso de drogas. Como institución estamos entregándoles 86 años de experiencia en la investigación criminal de distintos delitos y hoy apuntamos a lo que es el trabajo antidrogas”.
Del mismo modo, el Prefecto Inspector Hugo Ruíz, felicitó a los estudiantes que se certificaron como monitores antidrogas y participaron de la capacitación, señalando que “lo único que quiero decirles y pedirles es que ustedes transmitan estos conocimientos que recogieron en la capacitación y que sean agentes multiplicadores contando con el apoyo de nuestra institución y de cada uno de los detectives que trabajan en la Región Policial de Aysén”, finalizó el jefe policial.
Por su parte el jefe de la Undécima Zona de Carabineros de Aysén, General José Miguel Riquelme, sostuvo que “para que mejoremos los espacios públicos, es importante que ataquemos el flagelo de la droga. Los focos delictuales que produce el tráfico y microtráfico, se traducen en una situación que genera temor en nuestra sociedad y ningún padre quisiera que su hijo cayera en este flagelo, por cuanto necesitamos una sociedad que sea sana y que sea segura”.
El Jefe de la XI Zona de Carabineros Aysén expresó que “esta es una actividad muy importante, toda vez que la Sección O.S.7 tanto en la región como en el resto del país, cumple una importante labor en cuanto al control, educación y prevención del consumo de drogas”.

ESTUDIANTES
Los protagonistas de esta iniciativa multisectorial, inédita en el país, se mostraron muy contentos con lo aprendido en cada uno de los ciclos de aprendizaje, los cuales continuarán el segundo semestre. Javiera Pualuán, alumna del Liceo San Felipe Benicio, dijo que le pareció “muy didáctica la manera en que se transmitió la información y al mismo tiempo creo que con este aprendizaje podemos concientizar al resto de la comunidad de lo complejo que son las drogas y el alcohol”. La estudiante agregó que -entre los temas analizados- le llamó la atención el concepto de microtráfico: “Cómo un negocio que, se supone va a facilitar tu vida y es dinero fácil, te puede hacer pasar años en prisión”. Incluso, destacó el excelente nivel de los expositores, quienes “estaban dispuestos siempre a responder todas las preguntas, sin importar cuál fuera y tenían una buena actitud al momento de responderlas”.
En tanto, Cristóbal Espinoza, alumno del Colegio Diego Portales, añadió que al participar de este ciclo, se sintió “más conocedor de las drogas, de cómo afectan al cuerpo, de cómo los problemas en la casa, el colegio o las amistades, pueden afectar a que uno llegue a consumir drogas y se puedan volver adictos”.
El joven monitor explicó, en base a lo aprendido en las clases, que “si alguien tiene problemas con las drogas, existen lugares para tratamiento. Siento que ahora le puedo decir a un compañero o a algún amigo o familiar que tenga algún problema con las drogas, cómo puedo ayudarlo o dónde se puede internar para salir de ese ciclo de vicio”.
Asimismo, Mackarena Vega, estudiante del Colegio Mater Dei, cree que fue una iniciativa “súper buena, conocimos muchas experiencias. Ver cómo ha aumentado la droga en la región, es un porcentaje muy sorprendente”. En este sentido, se mostró muy conforme con los expositores porque “tenía muchos términos en común con ellos, compartía sus opiniones y sus ideas”.
Finalmente, cree que uno de los puntos trascendentes del programa “Monitores Antidrogas” que coordina la Fiscalía, es relevante “porque “tomamos conciencia cómo las drogas afectan a nuestro organismo y qué efectos puede tener en el futuro”.