Luego que fuera electo Presidente de la Comisión parlamentaria de la Alianza del Pacífico, el diputado Miguel Ángel Calisto fue invitado este lunes a la Moneda por el Presidente de la República, Sebastián Piñera, instancia en que el parlamentario aprovechó de plantearle la urgente necesidad de crear una Ley Aysén que permita incentivar la inversión en la región.

Santiago.- Según el diputado Calisto, “aprovechamos esta instancia para solicitarle al Presidente su respaldo a una de nuestras principales iniciativas legislativas, denominada “Ley Aysén”, que busca implementar incentivos tributarios para reactivar la economía regional, similar a la Ley Navarino que aplica en las comunas de Porvenir, Primavera, Timaukel y Navarino en la región de Magallanes, incorporando además elementos de la Ley Arica”.

Calisto agregó que “nuestra región sufre una crisis económica y el Gobierno no debe esperar una nueva movilización para tomar acciones concretas. Tenemos dos mineras cerradas, una industria pesquera y acuicola que representa el 34% del PIB de Aysén acorralada por embarcaciones de regiones del norte, las que quieren ingresar a pescar a la zona. Tenemos los costos más altos para la instalación de plantas de proceso, lo que además encarece los costos de vida de las familias de Aysen”.

El legislador señaló que “tenemos gran potencial turístico, pero sin desarrollo por falta de servicios e infraestructura. Tenemos un territorio extenso sin desarrollo Agrícola ni ganadero. Es fundamental reactivar la economía con medidas de excepción que realmente permitan dar un impulso significativo”.

“Aysén tiene grandes asimetrías y desventajas en relación a otras regiones, entre ellas el alto costo eléctrico. No es posible que en Coyhaique o Puerto Aysen paguemos 146 kw/h, o en Villa O’Higgins 163 kw/h, o en Huichas donde podría instalarse una planta de proceso, 221 kw/h. Eso no es comparable a lo que paga Santiago, 110 kw/h. Esto se llama desigualdad, por lo menos deberíamos apostar a una tarifa única nacional. Le pedimos al Presidente que haga justicia vía una regulación tarifaria de verdad que no discrimine a las zonas extremas”, aseguró el legislador.

Por ello, el diputado indicó que la propuesta presentada al Presidente de la República no es mera oratoria, sino un proyecto de ley que busca, “eliminar las asimetrías que tiene Aysén en comparación a otras regiones. Hemos diseñado un instrumento de fomento que tome factores de la Ley Navarino, como la bonificación de la venta de bienes y servicios que generen encadenamiento productivo local, y excenciones tributarias”.

Pesca

En materia de pesca, el parlamentario precisó que “según anuarios de Sernapesca, los desembarques artesanales legales de la región de Aysén ascienden en total a 17.000 toneladas al año, mientras que en las regiones de Los Lagos y Magallanes, estos ascienden a 172.000 toneladas y 32.000 toneladas respectivamente. Es razonable suponer que parte de los recursos registrados en Los Lagos y Magallanes se extraen desde la región de Aysén. Esto motiva la generación de condiciones en Aysén que faciliten la instalación de plantas de proceso y proveedores locales que generen empleo y dinamismo a la economía regional. No es posible que todo el recurso que se extrae de Aysén se lleve en camiones a procesar a Puerto Montt, o incluso a la octava región, porque acá los costos son muy elevados”

Finalmente, el Diputado Miguel Ángel Calisto concluyó señalando que “el mejor ejemplo es Magallanes, donde el gasto fiscal en leyes de excepción para fomentar la inversión privada supera los 130.000 millones de pesos anuales, incluyendo Zona Franca, Ley Navarino, 889, Ley Austral, Ley Tierra del Fuego, DFL 15 y Fondema. Excluyendo en este monto el subsidio al gas, mientras que en Aysén prácticamente estas leyes no causan mayor impacto” concluyó.