La Corte de Coyhaique acogió el recurso de apelación presentado por el Ministerio Público y decretó la prisión preventiva de Nicolás Ignacio Farías Zúñiga, imputado como autor del delito de cuasidelito de homicidio. Ilícito perpetrado el pasado 26 de julio, en la comuna de Puerto Aysén.
Coyhaique.- En fallo unánime (causa rol-82-2019), la Primera Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros José Ignacio Mora, Sergio Mora y Pedro Castro– revocó la resolución apelada, dictada por el Juzgado de Garantía de Puerto Aysén, que decretó la presión preventiva por peligro de fuga, fijando una caución de un millón de pesos.

“Atendido el mérito de los antecedentes que se conocen; alegaciones de los intervinientes; considerando que, con los elementos probatorios hasta ahora reunidos se encuentra justificada la existencia de los delitos por los cuales se ha formalizado al imputado Nicolás Ignacio Farías Zúñiga, y su participación en calidad de autor y, estimándose aquellos antecedentes como suficientes para considerar que la medida cautelar personal de prisión preventiva que el Ministerio Público solicita que se decrete, aparece como proporcionada en atención a que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad, en atención a la gravedad de la pena asignada a los ilícitos que se le imputan, el número, carácter y forma de comisión de éstos y la circunstancia de encontrarse sujeto a una medida cautelar personal en una investigación pendiente”, sostiene el fallo.

Por tanto, concluye que: “SE REVOCA la resolución apelada de fecha 27 de Julio de 2019, en cuanto por ella se reemplazó la medida de prisión preventiva por peligro de fuga del imputado Nicolás Ignacio Farías Zúñiga, por el pago de una caución económica; y en su lugar, se resuelve que se decreta la medida cautelar personal de prisión preventiva en contra del nombrado imputado Farías Zúñiga, por constituir su libertad un peligro para la seguridad de la sociedad”.

Según el ente persecutor, alrededor de las 23.50 horas del viernes 26 de julio recién pasado, Farías Zúñiga conducía una camioneta de su propiedad por la ruta 240, sin ir atento a las condiciones de tránsito y a exceso de velocidad, impactando a la altura de la calle Humberto García, a la víctima Sebastián Alexis Tocol Saldivia, quien cruzaba por el paso de cebra habilitado en ese lugar. Tras el atropello, el imputado no detuvo la marcha, no prestó ayuda a la víctima ni dio cuenta a la autoridad del accidente, dándose a la fuga hasta la ciudad de Coyhaique. Producto del atropello, la víctima falleció por politraumatismo.