En todos los casos, los imputados son familiares de las victimas menores de edad.

Aysen.- El Ministerio Publico ha realizado en los últimos días tres audiencias de formalización, todas por el delito de abuso sexual, una en Chile Chico y otras dos en Puerto Aysén, donde los acusados lamentablemente resultan ser familiares directos de las victimas menores de edad.
En la ciudad del sol, un padre fue denunciado de forma anónima, por ser el autor de un delito de connotación sexual en contra de su hija. Tal como lo detalló el fiscal Alvaro Sanhueza.
“Se efectuó una denuncia anónima, en la cual después se pudo pesquisar que el imputado había llegado de madrugada a su casa y en esas circunstancias abordó a la menor víctima, que es su hija, quien estaba durmiendo con la madre. Al efectuar estas tocaciones la menor solloza, lo que hace que la madre despierta y sorprende al imputado en esta actitud, comienza a agredirlo y reprocharlo por esta situación”.
El fiscal Sanhueza, agregó que, “este hecho comienza aproximadamente en el mes de abril de este año, es una circunstancia que esta siendo objeto de investigación en este momento. Posteriormente la menor al ser sujeto de entrevista investigativa video grabada, narra que aparte de este hecho hubo uno anterior. Al imputado se le formalizó por el delito de abuso sexual en carácter de reiterado, al estimar que hubo dos eventos”.
El sujeto quedó bajo la medida cautelar de prisión preventiva mientras se desarrolla la investigación, medida que fue determinada por el Tribunal de Garantía de Chile Chico y confirmada por la Corte de Apelaciones de Coyhaique.

PUERTO AYSÉN: DOS CASOS

En Puerto Aysén, el fiscal Pedro Poblete, formalizó a dos sujetos que serían los protagonistas de hechos de abuso sexual.
“Se formalizaron dos casos que estaban siendo objeto de investigación por parte de la Fiscalía, por los delitos de abuso sexual. En uno de ellos, correspondiente a una menor de edad que actualmente tiene 17 años, ella daba cuenta de abusos que se habían realizado en su perjuicio, hasta más menos, inicios del año 2018, por parte del conviviente de su madre”.
Durante varios años, la menor habría sido víctima de hechos de connotación sexual, agregó el fiscal Poblete.
“Estos hechos habrían ocurrido en una larga data de tiempo, más menos del año 2012 hasta el año 2018. La menor, en su declaración y testimonio, entregó bastantes antecedentes respecto de estas conductas. Conforme a los antecedentes que fueron obtenidos en la carpeta investigativa, se formalizó por abuso sexual infantil reiterado al padrastro y ante la solicitud de la fiscalía se decretó por parte del Tribunal la prisión preventiva del imputado”.
Otro caso, registrado en Puerto Aysén, involucra también al padrastro de una menor, donde el minucioso trabajo de la Fiscalía más el trabajo de la Brigada de Delitos Sexuales de la PDI, logró acreditar un delito reiterado de abuso sexual.
“Una investigación por el delito de abuso sexual infantil, donde se pudo determinar a lo menos, dos episodios diversos. Es una investigación que la data de la misma es el del año 2014 la primera denuncia y en su oportunidad, se archivaron provisionalmente los antecedentes debido a que la menor no aportó mayores antecedentes. Pero a propósito de revivir este episodio, el año pasado la menor entrega información ante el psicólogo del colegio en el cual ella asistía, generándose una denuncia que posibilitó la reapertura del caso. En esta oportunidad se logró obtener un relato por parte de la menor pormenorizado respecto de estos hechos y también realizarse pericias para efecto de poder completar los antecedentes investigativos”.
En este último caso el padrastro de la menor y por disposición del Tribunal, se “determinó que existían presunciones fundadas de participación y de existencia del delito, determinando también la prisión preventiva del imputado en este caso”.
En los dos casos se determinó además un plazo para el cierre de la investigación de 30 días, indagatorias que desarrolló la Brisexme de la Policía de Investigaciones.