Familiares de la víctima manifestaron su conformidad, “ imputado esta donde tiene que estar” y aseguran que “aquí la plata está mandando”.

Coyhaique.- En el Juzgado de Garantía de Coyhaique, se desarrolló la audiencia de revisión de medidas cautelares del imputado Nicolás Farías Zúñiga, quien por decisión del Tribunal se mantienen en prisión preventiva, ya que, desde una primera instancia ha sido calificado un peligro para la seguridad de la sociedad, al encontrarse como presunto autor del cuasidelito de homicidio en el atropello que le quitó la vida a Sebastián Tocol en Puerto Aysén.

El fiscal Alex Olivero señaló que el tribunal desestimó los relatos de los testigos que presentó la defensa de Farías al existir contradicciones en las distintas declaraciones.

“El colega defensor compareció con una diligencia de investigadores privados que había contratado, que consignaban declaraciones de testigos. Chequeamos esa información con la SIP de Carabineros de Puerto Aysén, que realizó un muy buen trabajo, tomamos declaraciones en todos estos días y había diversas contradicciones entre estos testigos, lo que determinó en definitiva, que se les quitara valides o el Tribunal no las valorara el día de hoy, cuando se llevó a efecto la audiencia. Así es que, el Tribunal mantuvo la prisión preventiva, seguramente la defensa va apelar a la Ilustrísima Corte de Apelaciones y compareceremos alegando lo que corresponda”.

El abogado del imputado, Fernando Acuña, señaló que, “desde luego no estamos conformes completamente con la resolución que se ha adoptado, que es mantener la prisión preventiva de mi representado. Sin embargo, creo que lo que se dijo en audiencia es de extraordinaria importancia, no puede entender esta parte, como es posible que un servicio público como la SIAT, no haya evacuado un informe, a casi dos meses de haber ocurrido un accidente tan grave. No es posible que no se hayan evacuado toda y cada una de las diligencias solicitadas por la defensa. De manera que, nos encontramos en este pie, porque no tenemos la posibilidad de poder disponer de los resultados y las pericias que nosotros hemos dispuesto”.
En tanto, el hermano de la víctima, Juan Carlos Tocol, fue enfático en señalar que la defensa insiste en “ensuciar este caso”, presentando testigos con una versión absolutamente distinta a lo que efectivamente habría ocurrido la noche en que Sebastián falleció luego de ser atropellado. Ante esta situación, Tocol reiteró que “cuando se trata de personas con dinero, la justicia actúa de una manera muy distinta a como lo hace cuando se trata de personas sin recursos económicos”.