La acción se desarrolló en el marco del Plan de Fiscalización Sanitaria que realizaron funcionarios de la Seremi de Salud a lo largo de toda la región con motivo de Fiestas Patrias.

Aysen.- Luego de concretar alrededor de 400 fiscalizaciones en locales comerciales establecidos para la venta de alimentos, además de cocinerías habilitadas para fiestas patrias, controles carreteros y marítimos en distintos puntos de la región. Profesionales de la Secretaría Regional Ministerial de Salud logró incautar 335 kilos de mariscos que presentaron niveles de contaminación por Marea Roja, los cuales iban a ser comercializados en el litoral de Aysén.
El hecho ocurrió en la zona norte del litoral, donde mariscadores habrían vendido sus productos sin esperar los análisis de toxinas marinas que realiza el laboratorio de Salud Pública, Ambiental y Laboral de la región, el cual arrojó resultados positivos para el análisis de veneno diarreico de estos mariscos. Frente a esta situación, personal de la Seremi de Salud procedió a la incautación de los mariscos, los cuales ya habían sido entregados a un restaurant para su posterior comercialización. Realizándose los sumarios correspondientes.
Frente a este hecho, la Seremi de Salud, Alejandra Valdebenito Torres, junto con destacar el trabajo de fiscalización sanitaria, recordó que la principal medida preventiva frente a este tipo de enfermedades, sigue siendo el propio autocuidado. “Aquí hay que destacar la labor de los fiscalizadores de la Seremi de Salud, quienes están constantemente cumpliendo un rol importante a la largo de toda la región, con la finalidad de resguardar la salud de la comunidad en todo lo concerniente a la comercialización de alimentos. Sin embargo, es necesario recalcar a la comunidad que debe tomar las medidas de resguardo, cada vez que compra y consume alimentos realizarlos en locales establecidos; e incluso, en el caso de los mariscos, a solicitar la autorización sanitaria de comercialización de estos productos, para así asegurar su bienestar y la salud de su familia.”
Cabe señalar que los mariscos decomisados fueron destruidos, con la finalidad de resguardar la salud de la comunidad.