La mañana de este miércoles, en la Ilustrísima Corte de Apelaciones de Coyhaique, se realizó una nueva audiencia donde revisaron las medidas cautelares en contra del imputado por cuasidelito de homicidio, Nicolás Farías Zúñiga, sindicado por el Ministerio Publico como el presunto autor del atropello con resultado de muerte del joven universitario aisenino, Sebastián Tocol.

Coyhaique.- “Un hecho que genera marchas, que genera confusión y una persona que alega ser inocente”

El abogado de Farías Zúñiga, Fernando Acuña, dijo que esperan el desarrollo del juicio para demostrar la inocencia de su defendido, “hay un hecho que genera marchas, que genera confusión y una persona que alega ser inocente… yo creo que es momento que todos nos pongamos un poquito más diligentes. Nosotros lo que tenemos que hacer aquí es llegar rápido a un juicio, para que todas estas dudas se puedan despejar y eventualmente, aun en el caso que a Nicolás Farías Zúñiga se le condene, de todo y cada uno de los delitos que pretende el Ministerio Publico, quedaría en libertad o es muy probable que quede en libertad”.

“Hay una investigación por obstrucción a la investigación… eso es algo de gravedad”

El abogado de la Corporación de Asistencia Judicial, Jaime Dagnino, se mostró conforme con la resolución de la Corte de Apelaciones, que mantiene por fallo dividido al imputado en la cárcel.
“Nosotros estamos conformes con la confirmación que decretó la Corte, si bien no hubo unanimidad, hay un voto disidente, la mayoría de los Ministros optaron por confirmar la resolución del juez de garantía, que no dio lugar a sustituir la prisión preventiva por un arresto de menor intensidad, en eso estamos bastante conformes. Creemos también que los antecedentes que ha aportó la defensa y que básicamente habían dos vehículos que intervienen, al menos a la luz de las pruebas que ya hay, aparecen como inverosímiles. Donde también hay una investigación por obstrucción a la investigación, ahí hay un testigo que dice que vio este atropello aproximadamente como a 200 metros y el testigo que lo acompañaba en un furgón dice que no vio nada. Dicen que ellos si llegaron al lugar donde estaba la persona atropellada, pero que dos cuadras aproximadamente hacia Chacabuco, no se veía nada, eso tiene que ser investigado porque es algo de gravedad”.
El jefe de asesoría jurídica de la Fiscalía Regional, Luis Soto, indicó que, “La Corte rechazó la apelación y decretó mantener la prisión preventiva, tal como se solicitó por la Fiscalía y la parte querellante. A petición del fiscal jefe de Aysén, Alex Olivero, se solicitó una audiencia para discutir una ampliación de plazo de investigación, atendido al hecho de que existen algunas diligencias solicitadas oportunamente, pero pendientes de ser evacuadas”.
Desde la familia se mostraron muy preocupados, ya que, uno de los Ministros de la Corte de Apelaciones tuvo una votación disidente a mantener prisión preventiva de Nicolás Farías. Tal como se desprende de las palabras de Juan Tocol. “Estamos con harto susto, con harto miedo, porque uno de los jueces votó en contra, por lo menos se mantienen las medidas cautelares y hasta ahora se está haciendo la justicia que uno espera y que ojala siga así. Ojala que sigan cayendo, porque vienen con diferentes mentiras”.

“Queremos que la justicia también sea para los pobres”

Por su parte, César Tocol, reclama que, “yo no sé para que lo están estirando tanto el proceso, si él sabe que fue porque no lo dice de una vez… yo encuentro que con esto se están riendo de la justicia, porque con todos los antecedentes que ya hay… Pero tiene sus detectives privados y los testigos son todos falsos, se están riendo de la justicia y a nosotros como familia nos están dejando asustados. Queremos que aquí también la justicia sea para los pobres, nosotros necesitamos eso, somos gente bien humilde y esperamos que nadie pase por esto”.

“El rico se ríe de la justicia”
En tanto, el padre de la víctima, Julio Tocol, destacó el buen trabajo del Ministerio Publico y las resoluciones que ha adoptado la Corte de Apelaciones, agregando que, “tienen que ponerse más firme la justicia con los embusteros, a los que le están pagando, a los testigos falsos… se están riendo de la justicia, el rico se ríe, menos el pobre… al pobre lo ven robando en un negocio y lo llevan de inmediato a la cárcel, pero estos señores no”.
Este próximo 4 de octubre finaliza el plazo de investigación impuesto por el Juzgado de Garantía de Puerto Aysén, lugar donde ese mismo día se llevará a cabo una nueva audiencia y se espera que tanto el Ministerio Publico como los abogados querellantes, soliciten ampliación de plazo, con el fin de tener los resultados de las pericias desarrolladas por la SIAT, donde se incluyen registros de cámaras que permitirían esclarecer aún más los hechos y la presunta responsabilidad del imputado, Nicolás Farías Zúñiga.