Este viernes en el Tribunal de Garantía se realizó una nueva audiencia de revisión de las medidas cautelares a las cuales estaba sometido el imputado, Nicolás Farías Zúñiga, quien está siendo investigado por el atropello que le costó la vida a Sebastián Tocol, durante el mes de julio pasado, en la ruta Aysén – Chacabuco.
Puerto Aysen.- En esta oportunidad el Tribunal decidió aplicar una medida cautelar de menor intensidad. Tal como lo detalló el fiscal a cargo de esta indagatoria, Alex Olivero.
“Se llevó a efecto la audiencia de revisión de prisión preventiva que había solicitado la defensa del imputado, se expusieron los nuevos antecedentes por parte de la defensa, que no eran tal, porque esos antecedentes ya estaban en la carpeta investigativa. Se nos dio la palabra a la Fiscalía y al abogado querellante, nos opusimos a la sustitución de prisión preventiva que pretendía la defensa, también entregamos todos los antecedentes y nuestros argumentos. En seguida, el magistrado dictó una resolución, la cual reemplazó la prisión preventiva del imputado y dispuso el arresto domiciliario total”.

“El imputado es un peligro para la seguridad de la sociedad y por eso debe estar en prisión preventiva”

La medida resuelta por el Tribunal será apelada por el Ministerio Publico, añadió el fiscal Olivero.
“Estamos preparando un recurso de apelación, para elevar los antecedentes a la Ilustrísima Corte de Apelaciones y que revoque esta resolución. Vamos a exponer todos los antecedentes que a nuestro juicio dan cuenta que el imputado es un peligro para la seguridad de la sociedad y por eso debe estar en prisión preventiva a la espera del juicio y la Ilustrísima Corte, de acuerdo a sus facultades, puede mantener o revocar la decisión”.
Respecto a la acusación que pesa sobre el imputado Nicolás Farías Zúñiga y los antecedentes que posee el Ministerio Publico, el fiscal Alex Olivero, indicó, “ya se acusó al imputado porque en horas de la noche conducía un vehículo a alta velocidad, debido a su descuido y negligencia impactó a un peatón que cruzaba por la línea de peatonal, lo que derivó en la muerte de esta persona. Y en seguida, no cumplió la obligación de detenerse, prestar auxilio y dar cuenta a la autoridad, sino que huyó a la ciudad de Coyhaique”.
En tanto, el hermano de la víctima, Juan Tocol, lamentó lo resuelto por el Tribunal.
“La audiencia hoy no fue favorable a nosotros, en el sentido de que el juez determinó que Nicolás Farías no era un peligro para la seguridad de la sociedad, por los nuevos antecedentes presentados por el abogado de ellos que no tienen ninguna contundencia. Como vienen manipulando siempre a la justicia, en este caso convencieron al juez, quien lo dejó con arresto domiciliario”.
Debido a esta decisión del Tribunal la familia de Sebastián Tocol, realizó una marcha a las 20 horas del viernes, actividad en la que se unieron a los familiares del hombre que resultó gravemente herido luego de ser atropellado hace algunos días en la esquina de las calles Eusebio Ibar y Sargento Aldea de Puerto Aysén.