Hay un tercer menor, que debido a su edad no se pudo obtener su relato.

Coyhaique.- Tras el desarrollo del juicio oral, la Fiscalía local de Coyhaique logró obtener condena en contra de un sujeto de 60 años por el delito de abuso sexual de dos hermanos menores de edad, quien habría cometido este delito a fines del año 2016 y hasta junio del 2017, en una vivienda particular de las poblaciones del sector alto de la capital regional.
“Entre el día lunes 10 y el martes 11 de febrero se desarrolló un juicio oral en el Tribunal Oral en lo Penal de Coyhaique, donde en definitiva resultó condenado un hombre adulto de 60 años de edad actualmente, por hechos reiterados de abuso sexual, cometidos entre fines del año 2016 y julio de 2017, en una población del sector alto de Coyhaique. Producto de estos hechos, el imputado había sido apresado por el abuso de tres niños que son hermanos entre si y finalmente terminó siendo condenado por los abusos cometidos a dos de ello, porque el más pequeño durante la investigación no pudo generar el relato”, detalló el fiscal Luis Contreras.
Las indagatorias y los medios de prueba presentados ante el Tribunal, “fueron suficientes para estimar que en varias ocasiones el imputado abusó de estas personas menores de edad y en base a ello, el Tribunal logró la convicción para condenarlo como autor de abusos sexuales reiterados en perjuicio de estas víctimas”, agregó el persecutor.
Respecto a la importancia de la entrevista viodeograbada y que permitió rescatar el relato de las pequeñas víctimas, el fiscal Contreras, dijo que, “este caso se desarrolló durante la etapa en la que en la fiscalía estaba en marcha blanca el procedimiento de entrevistas videograbadas, no obstante que, la denuncia se presentó durante el segundo semestre del año 2017, en esa época la Fiscalía ya estaba trabajando en Coyhaique con entrevista videograbada. Razón por la cual, la prueba que se obtuvo a través del relato de estos niños, fue crucial para poder acreditar la existencia de estos hechos”.
Trabajaron en el caso, Brigada de Delitos Sexuales de la PDI, además con el Centro de Víctimas de Delitos Violentos contando con el apoyo de una profesional que desarrolló el peritaje psicológico a los menores. Además, se tomaron declaraciones a familiares y a vecinos del sector, el imputado “niega la existencia de los hechos, sin embargo, reconoció que invitaba a los menores a jugar su domicilio y les regalaba dulces”, concluyó informando el fiscal Luis Contreras.