Este martes, en el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Coyhaique, se dio inicio al juicio oral en contra de Nicolás Farías Zúñiga, imputado en el caso del atropello que costó la vida a Sebastián Tocol, en julio del año pasado.
Coyhaique.- En esta primera jornada declararon los testigos de la defensa, quienes sustentarían la versión de un doble atropello que habría sufrido la víctima, lo que derivó en su fallecimiento, algo que rechaza categóricamente el hermano de Sebastián, Juan Tocol.
“Ahora quienes están declarando, la mayoría son testigos de Farías y ellos quieren demostrar que esto fue un doble atropello, ese es su fuerte. Pero no hay nada que diga que fue un doble atropello, por lo menos, los del Servicio Médico Legal ellos están demostrando que fue un solo auto el que atropelló a mi hermano”.
Juan Tocol, afirmó que esperan se haga justicia, que no ocurra como en otros casos donde los responsables en la muerte de una o más personas salen en libertad y no enfrentan como corresponde a la justicia.
Recordar que, Nicolás Farías Zúñiga, se encuentra en prisión preventiva por ser considerado un peligro para la seguridad de la sociedad. Además, el día en que sucedieron los hechos que le costaron la vida a Sebastián Tocol, fue el mismo imputado quien junto a su abogado se entregó en Carabineros 12 horas después de que ocurrió el atropello.
Además, hay que señalar que fueron los propios familiares de la víctima, quienes destacaron el impecable trabajo del Ministerio Publico, en particular del entonces fiscal jefe de Puerto Aysén, Alex Olivero, quien mostró gran compromiso con la causa y total empatía con los seres queridos de Sebastián Tocol, llegando a señalar ante los medios de comunicación que, no puede existir justicia para los ricos y para los pobres, sino que debe ser igual para todos.