Entre este lunes 2 y miércoles 4 de marzo, se realizará por segunda vez la votación, donde los buzos mariscadores de la región de Aysén decidirán si están o no de acuerdo con autorizar un nuevo convenio de zonas contiguas, lo que facilitaría que embarcaciones de otras zonas ingresen al litoral aisenino.
Aysen.- Recordemos que este proceso esta antecedido por una instancia similar donde el rechazo fue abismante en diferencia a quienes aceptaban el acuerdo. Ahora es la Subsecretaria de Pesca la que convoca a esta nueva votación.
El director y vocero del sindicato de buzos mariscadores “nómades del mar” de Melinka, Daniel Caniullan, extiende un llamado a todos sus pares a rechazar la medida.
“Hacemos un llamado a nivel regional, a los buzos que votan a contar de este lunes 2, martes 3 y miércoles 4 de marzo de 2020, donde el Gobierno a través de una resolución que no tiene un sustento legítimo, legal, ni siquiera tiene el respaldo de la región, pretenden validar nuevamente un acuerdo que busca depredar nuestra pesquería”.
Caniullan, asegura también que el acuerdo pretende, “ingresar 508 buzos por día, a una pesquería que no está saludable, en este caso el recurso erizo. Además, lo que se busca es que la décima región se pueda empoderar de parte de la cuota global de la región de Aysén, donde el comité científico determinó que para la región de Aysén son 9 toneladas del recurso erizo”.
El dirigente de Melinka, afirma que, “como el acuerdo anterior fue rechazado, el Gobierno mañosamente pretende hacer otra votación, ya que, legalmente la flota pesquera de la décima región no puede hacer uso de las 9 mil toneladas que tenemos como región de Aysén. Sin embargo, si este acuerdo se aprueba, me atrevo a decir que la mitad de las 9 mil toneladas, van a ser pasadas a la flota pesquera de la décima región, cosa que estamos en total desacuerdo, ya que, no es viable compartir lo que el comité científico determinó que es para la región de Aysén”.
Finalmente, Daniel Caniullan y otros dirigentes de de la región de Aysén llaman nuevamente a decir no a este convenio, no descartando iniciar nuevas manifestaciones.