La Corte de Coyhaique rechazó el recurso de apelación presentado por la defensa y confirmó la prisión preventiva de José Eleodoro Muñoz Álvarez, imputado por el Ministerio Publico como autor del delito de hurto de 17 toneladas de salmón. Ilícito perpetrado en mayo del año pasado, en la comuna de Puerto Aysén.
Coyhaique.- En fallo unánime (causa rol 372020), la Primera Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Pedro Castro, Sergio Mora y José Ignacio Mora– confirmó la resolución apelada, dictada por el Juzgado de Garantía de Puerto Aysén, por considerar que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad.

“Teniendo presente el mérito de los antecedentes que se conocen; alegaciones de los intervinientes; estimándose que la medida cautelar de prisión preventiva que decretó el juez, mediante la resolución apelada, aparece proporcionada en relación al ilícito por el que se ha formalizado al imputado José Eleodoro Muñoz Álvarez y, considerando, especialmente, la naturaleza y carácter del delito, la forma de comisión, y habiéndose, además, reunido antecedentes que acreditan, hasta ahora, la existencia de dicho ilícito y la participación del mencionado imputado en él, motivos por los cuales la libertad de éste resulta peligrosa para la seguridad de la sociedad”, sostiene el fallo.

Por lo tanto, concluye que: “SE CONFIRMA la resolución apelada de fecha 6 de Marzo de 2020, en cuanto por ella se decretó la medida cautelar de prisión preventiva, en contra del imputado José Eleodoro Muñoz Álvarez”.

Según el ente persecutor, a comienzos de mayo de 2019, Muñoz Álvarez contactó a Manuel Osvaldo Villarroel Mena, también imputado en la causa, con el objetivo de que se trasladara en su embarcación hasta un centro de cultivo ubicado en Estero Walker, comuna de Puerto Aysén y de propiedad de la empresa Invermar S.A., para sustraer salmones a cambio del pago de $ 2.000.000.

Cumpliendo el acuerdo, entre el 11 y 12 de mayo de 2019, Villarroel Mena y el coimputado Carlos Arnoldo Epuyao Ortiz se trasladaron en la embarcación Valbel, hasta el centro de cultivo, donde procedieron a sustraer, con ánimo de lucro y sin la voluntad de su dueño, alrededor de 17 toneladas de salmón salar, valoradas en $108.048.749, para posteriormente huir del lugar en dirección a Puerto Montt.