Aysen.- En un verdadero enigma policial se ha convertido el homicidio de Pedro Ancamil Ruiz, esto a pesar de que todas las partes manifiestan claridad en sus argumentos. El Ministerio Publico investigó y acuso por el delito de homicidio calificado al hermano de la víctima Lorenzo Acamil Ruiz, Mientras que la defensa y algunos familiares del imputado señalan que no fue él quien mató a su hermano y para sustentar sus declaraciones dan cuenta de una serie de errores que habría tenido el proceso de investigación desarrollado por personal de la PDI.

Según los antecedentes iniciales informados públicamente por la Fiscalía, el hecho ocurrió el día domingo 17 de marzo de 2019, en el sector El Picaflor en las cercanías de Villa Mañihuales, donde la víctima Pedro Segundo Ancamil Ruiz se encontraba en su casa compartiendo bebidas alcohólicas con su hermano, el imputado Lorenzo Ismael Ancamil Ruiz. Contexto en que se produjo una discusión entre ambos, por lo que la víctima se retiró a su habitación, acostándose en una cama. Instancia que aprovechó el imputado para tomar un arma cortante e ingresar a la habitación donde procedió a agredir a su hermano, ocasionándole la muerte en el lugar. Detalle entregado por el fiscal de ese momento, Alex Olivero, al concluir la audiencia de formalización del imputado el día 20 de marzo de 2019.
Hace poco se desarrolló el juicio oral en contra de Lorenzo Ancamil y los magistrados consideraron que es culpable del crimen por el cual lo investigó y acusó el Ministerio Publico.

Quienes creen todo lo contrario son algunos familiares, es el caso de Mónica Bahamondes Ancamil, sobrina tanto de la víctima como del imputado, quien está convencida que la persona que ha sido acusado del crimen, no es el responsable de los hechos.

“Nosotros como familia encontramos que muchas cosas no se han hecho bien, en el juicio el veredicto dio en contra de Lorenzo, pero no hay pruebas suficientes como para condenarlo. Hemos encontrado que la Fiscalía no ha hecho bien su trabajo, la PDI tampoco, entonces tenemos muchas cosas que están a favor de Lorenzo y que el Tribunal las desestimó. En realidad en la investigación no hicieron nada, desestimaron pruebas tan importantes como por ejemplo, un cuchillo que fue encontrado en el sitio del suceso, nunca llegaron las pruebas de ADN que se suponía que iban a hacer y eso fue en marzo que ocurrió el asesinato de mi tío Pedro, pasó hasta octubre que se cerró la investigación y no llegó ese ADN. Entonces, uno puede darse cuenta de que Investigaciones no hizo nada, lo otro es que, el testigo presencial cambió muchas veces su versión, dio dos declaraciones en parte se contradice, cambia de fecha, datos que son relevantes”.

Mónica Bahamondes, agrega que existen antecedentes realmente importantes que no fueron considerados en la investigación, ya que, según el testigo de los hechos, esto habría ocurrido en una “tomatera”, pero el examen de alcoholemia dice lo contrario, manifestó la mujer.

“Él (testigo) relata también que esto ocurrió en una tomatera que tenían en el campo, pero resulta que el examen de alcoholemia arrojó cero, no fue una tomatera, a mi tío lo mataron sano. Entonces, todas esas cosas nos van haciendo pensar que mi tío Lorenzo es inocente. Además, mi tío Lorenzo andaba varios días con la misma ropa y el día que lo detuvieron también, la que fue periciada y aun así no tenía ninguna mancha de sangre. O sea, con un crimen de esa magnitud, tendría que haber estado manchado completo en sangre”.

La sobrina del imputado en este crimen, asegura que conversó con el testigo, “yo viaje en diciembre a Puerto Cisnes y me encontré con este testigo que estuvo presencialmente ahí, pero él en ese momento me contó todo lo contrario. Él me dice que nunca fue mi tío Lorenzo, ellos no fueron de hecho esos días al campo estuvieron todos esos días acá en Mañihuales, él (testigo) relata que el fiscal Olivero lo tiene amenazado con su familia, que los detectives le pegaron para que le eche la culpa a Lorenzo. Entonces, son muchas cosas que nosotros como familia declaramos en el Tribunal y aun así desestimaron todo eso, para la Fiscalía hemos sido todos nosotros mentirosos. Pero no se han dado cuenta que en este caso, nosotros somos familiares también de la persona que falleció, entonces, como vamos a avalar un tremendo crimen”.

Mónica Bahamondes Ancamil, también detalla un hecho al menos llamativo, que se habría registrado en el sitio del suceso “En el sitio del suceso el día de la búsqueda fue encontrada una nota que dejaron ahí, donde simulaba que mi tío Pedro se habría suicidado, entonces en la nota decía que no culpen a nadie, que él estaba en el rio. Periciaron esa nota, hicieron las pruebas caligráficas y tampoco resultó ser ni el testigo, ni el imputado ni menos de la persona fallecida. Entonces, ¿de quien es la letra, quien escribió eso?, tampoco se pudo aclarar ese punto”.

Defensa del imputado

En la misma línea, el abogado del imputado, Fernando Acuña, manifestó que, “tengo la convicción de que Lorenzo es una persona inocente, lamentablemente el resultado del juicio fue adverso, ya que estos juicios son muy difíciles. Pero esperamos que un recurso de nulidad pueda ayudarnos, ya que, en las condiciones en que se desarrolló el juicio fueron muy irregulares precisamente por la contingencia y esta parte no tuvo la posibilidad de que se analizaran las pruebas como hubiésemos deseado que se hiciera. Así es que, vamos a interponer el recurso y hacer que se revise esta situación”.
Versión de la Fiscalía

Tras esta serie de dudas en la investigación planteadas por algunos familiares tanto de la víctima como del imputado y así también del abogado de Lorenzo Ancamil. El Ministerio Publico, a través del fiscal Aquiles Cubillos, explicó por ejemplo que, el testigo presencial de los hechos declaró varios detalles de lo sucedido, lo cual es absolutamente creíble y así se acreditó ante el Tribunal, ya que lo relatado por él (testigo), solo pudo mencionarlo alguien que estuvo en una situación como la ocurrida entre los hermanos Ancamil.

“Lo que señaló el Tribunal al dictar veredicto condenatorio es que aquí había un testigo presencial de los hechos, el cual era amigo del imputado y que no tenía ninguna motivación para inculparlo. Pero además, esa declaración fue prestada inmediatamente de requerido por la Policía de Investigaciones, incluso antes de que apareciera el cuerpo de la víctima él señaló lo que había sucedido y dio tal nivel de detalles que es imposible soslayar que él (testigo) antes de que apareciera el cuerpo de víctima, señaló la forma en que había sido asesinado por el imputado. Por tanto, era imposible que creara ese relato de la nada si todavía ni siquiera se sabía cuáles eran las lesiones que presentaba el cuerpo, así como una serie de otros datos que él pudo aportar respecto de cómo ocurrieron los hechos y que solo los puede aportar una persona que estuvo ahí presenciado lo sucedido respecto del arma homicida, del lugar del ataque, de la posición de la víctima, ect. Una serie de datos que no podrían ser aportados sino por una persona que realmente presenció el hecho”.

Respecto a lo manifestado por la sobrina tanto de la víctima como del victimario, sobre que la alcoholemia realizada a las personas involucradas en el hecho habría dado negativo al consumo de alcohol. El fiscal Cubillos, lo descartó de plano.

“Eso no es efectivo, lo que pasa es que acá la causa de la muerte es una herida por degüelle, es decir, la persona fue degollada, para que la gente nos entienda. Al realizar este ataque y en la posición que él (la victima) estaba de cubito dorsal, es decir, estaba acostado en su cama, produjo una gran perdido de sangre, por lo menos perdió dos litros de sangre. Al perder esa cantidad de sangre, se pierde el alcohol que estaba en la sangre y el cerebro aun cuando le queden dos o tres minutos de vida genera más sangre, eso obviamente hace que diluya el alcohol, es lo que señalaron los peritos en la declaración. Por lo cual, esto unido a que posteriormente el cuerpo fue echado al rio y se mantuvo varias horas ahí, por lo tanto, quedó expuesto a otro fenómeno, todo eso hace que la alcoholemia en la sangre haya dado cero. Pero se ordenó una alcoholemia de una muestra del hígado, la que arrojó que él (la victima) estaba con 1,14 de alcohol, lo que revela de que efectivamente habían consumido”.

Respecto a lo indicado por Mónica Bahamondes, en torno a que el imputado Lorenzo Ancamil, sería inocente del crimen de su hermano, ya que la ropa que habría utilizado el día del homicidio no tenía rasgos ni muestras de sangre o algo que lo vinculará a este hecho. El persecutor, también rechazó esta hipótesis.

“Eso tampoco es cierto, en el domicilio del imputado se encontró una chaqueta de su propiedad con manchas pardo rojizas de sangre y lo que sucedió durante la investigación es que, en definitiva no alcanzó a llegar el peritaje de ADN, porque la defensa apercibió el cierre de la investigación. Todos sabemos que estos peritajes de ADN no se hacen acá en la región, principalmente se hacen en Santiago y tienen un retraso de más de seis meses. Por tanto, antes de que se cerrara la investigación no alcanzó a llegar este peritaje, pero efectivamente hubo un hallazgo de esta chaqueta del imputado que presentaba manchas de sangre”.

En cuanto a la nota que se encontró en la casa de la víctima, era “una especie de nota suicida” y básicamente “lo que se pretendía era un distractor con una aparente nota suicida”. Esto fue descartado totalmente debido a “la lesión que tiene la víctima, es imposible que sea una lesión suicida, porque la persona murió degollada, tiene una lesión en el cuello de 12 a 15 centímetros de largo, o sea, es imposible”. Esto sumado a los peritajes realizados a la nota, añadió el fiscal Cubillos.

El fiscal Aquiles Cubillos, afirmó que mantienen la convicción de que el trabajo desarrollado por el ente investigador fue adeducado, además, recalcó que el testigo de los hechos siempre mantuvo su declaración, en ningún minuto la cambió y es por ello que el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal dictó veredicto condenatorio en contra de Lorenzo Ancamil Ruiz, como autor de delito de homicidio calificado.

El abogado del imputado presentó el recurso de nulidad del juicio ante la Corte Apelaciones, él junto a algunos familiares tanto de la víctima como del victimario, esperan que esto sea acogido y se desarrolle una investigación completa, incorporando todas las pruebas, las que a juicio por ejemplo de la sobrina de ambos, exculparían a Lorenzo Ancamil del crimen en contra de su hermano.