En el propósito de seguir alentando y reconociendo directamente al personal militar por el desempeño en las tareas que han debido asumir en el marco del Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe con motivo de la pandemia, el Comandante en Jefe del Ejército, GDE Ricardo Martínez Menanteau, arribó este miércoles a la IV División de Ejército, para verificar en terreno las condiciones de empleo y necesidades de los efectivos en las tareas profesionales que están realizando en la Región de Aysén.
Coyhaique.- La primera actividad la llevó a cabo en el Cuartel General de División en la ciudad de Coyhaique, donde se interiorizó, por parte del Jefe de la Defensa en la Región de Aysén, el General de Brigada Joaquín Morales B., sobre las acciones en que están empleados en la Región, enfocadas en materias de seguridad y apoyo a las policías, en controles sanitarios y actualmente en brindar soporte y cooperación a las autoridades para satisfacer los requerimientos de la comunidad, de tal forma de responder de manera eficiente a las necesidades regionales.

Luego, el general Martínez se reunió, adoptando entre todos el debido distanciamiento preventivo, con el personal del Destacamento Motorizado N°14 “Aysén”, a quienes reiteró el mensaje de fortaleza por las acciones que se están concretando diariamente. “Quiero recordarles a cada uno de ustedes, que al estar en la función militar, asumimos el grado de riesgo, que es mayor en relación al promedio del resto de los chilenos”. Por lo mismo, les reiteró su “agradecimiento y orgullo como Comandante en Jefe porque los soldados de Arica a Porvenir lo están haciendo muy bien”.

En el Puesto de Mando del Destacamento, conversó por video conferencia con los efectivos desplegados en Chile Chico y Villa Cerro Castillo, al extremo sur de la Región, quienes realizan patrullajes y control sanitario en la Carretera Austral y Puerto Ibáñez.

Tras un sobrevuelo en helicóptero por el Criadero Militar “Las Bandurrias”, siguió su misión en Puerto Aysén, en el Regimiento N°8 “Chiloé”, donde reiteró el mensaje de gratitud y reconocimiento por sus labores profesionales. “Estar aquí tiene por finalidad tomar contacto y alentarlos en esta tarea larga, por lo tanto debemos tener resiliencia…estamos en una misión constitucional y legal, y donde también tomamos las medidas de resguardo para evitar que se infecten”, dijo, en alusión por ejemplo al sistema de turnos implementados a nivel institucional, que contempla un porcentaje de personal en aislamiento
preventivo, de tal forma de controlar riesgos, y donde además se deberá compatibilizar la disponibilidad del personal, junto con el entrenamiento de la fuerza.

En ambas unidades, donde cerró sus palabras enfatizando que para el Ejército de Chile no existen localidades grandes ni chicas, “todas son de igual importancia y preocupación”, recorrió instalaciones de habitabilidad del personal soltero, rancho de cuartel y revistó las medidas de control y sanitarias adoptadas, como las previsiones en las enfermerías de la Macro Zona de Salud “Coyhaique”, entre otros.