Quedó inhabilitado de manera perpetua de conducir un vehículo.
Además, a la pena efectiva se deben restar los días que el imputado estuvo en prisión preventiva, que son más de 200 días.

Puerto Aysen.- La tarde de este lunes, a través de videoconferencia el Tribunal Oral en lo Penal de Coyhaique dio lectura a la condena a la que deberá someterse, Nicolás Farías Zúñiga, culpable del cuasidelito de homicidio y de abandonar a la víctima del fatal atropello, Sebastián Tocol, a fines del mes de julio de 2019, en la ruta Aysén – Chacabuco.
En fallo dividido el Tribunal decidió condenar a Farías Zúñiga a dos penas, una de 4 años por el primer delito y 1 año por la aplicación de la ley Emilia en el segundo delito. Solo en el segundo caso el imputado cumplirá de manera efectiva en la cárcel. Mientras que los otros 4 años bajo la medida de libertad vigilada, con la obligación de estar en su domicilio de 22:00 a 06:00 horas.
“La gente podrá recordar que nosotros acusamos por dos delitos y por esos dos delitos se les ha condenado, por tanto, se han impuesto dos penas, ambas suman cinco años. De esos cinco años, obviamente en aplicación a la ley Emilia ha señalado que el imputado debe cumplir un año en forma efectiva y le ha otorgado libertad vigilada por el resto de la pena, dentro de la cual debe permanecer en el domicilio ocho horas, desde las 22 a las 6, una vez que recupere la libertad deberá quedar con esa restricción de privación parcial en su domicilio. Además, se le ha inhabilitado en forma perpetua para conducir vehículos motorizados”, informó el fiscal Aquiles Cubillos.
En la lectura de condena, hubo uno de los jueces que votó por lo que solicitaba la Fiscalía, en el sentido de que los cinco años el imputado debía cumplirlos en la cárcel. “Tenemos que analizar la sentencia porque hay un voto disidente de uno de los jueces, que estuvo por no conceder ninguna pena sustitutiva, es decir que, el cumplimiento total de la pena sea efectiva, que era lo que nosotros habíamos solicitado como Ministerio Publico. Por tanto, debemos analizar ahora el fallo, para ver los recursos que procedan”, agregó el Fiscal.
Cubillos, fue consultado que sucede respecto a la pena efectiva de un año que debe cumplir el imputado, ¿se restan los días en que estuvo bajo la medida cautelar de prisión preventiva, por ser considerado un peligro para la seguridad de la sociedad?. “Se le reconoce como abono todo el tiempo que ha estado privado de libertad, son aproximadamente 256 días (los que el imputado ha estado en prisión preventiva)”.
En cuanto al voto disidente en la condena a Nicolás Farías, el fiscal Cubillos, explicó que, “el voto disidente es sobre dos cosas, respecto de la pena del delito principal que estuvo por imponerle cuatro años, que era lo que nosotros habíamos solicitado. La otra arista del voto disidente es derechamente no haberle concedido pena sustitutiva, tanto porque la suma de los 4 años más los 541 días excedía los 5 años y por lo que nosotros señalamos en la audiencia de que el imputado no cumplía los requisitos para esta pena. Especialmente este voto disidente hace presente que el imputado nunca tuvo ninguna señal de arrepentimiento, de algún gesto con la familia, durante la investigación o durante el juicio, que en definitiva hiciera pensar que una pena en libertad lo va a disuadir de seguir cometiendo ilícitos o de la gravedad del hecho que significaba este delito. Por tanto, estuvo ese juez por no concederle una pena sustitutiva, eso es lo que vamos a analizar y por tanto ahí vamos a ver si podemos interponer algún recurso”.
En cuanto a la pena a la que deberá someterse el imputado, muchos se preguntarán ¿Por qué es tan baja?
“Lo que sanciona un cuasidelito es un delito donde la persona obra con culpa no con dolo, esto último es la intención de causar ex profeso un resultado, acá no, la persona actuó solo con culpa, con negligencia o en este caso una infracción a la ley de tránsito y causa un resultado, por eso, la pena de un cuasidelito es tan baja. En este caso se ha impuesto la pena más alta a la que él (imputado) le podían otorgar, que eran los 540 días, pues recordemos que él tiene irreprochable conducta anterior, es decir, nunca ha sido condenado anteriormente”.
Desde la familia de la víctima, señalan que apelarán a la condena, ya que la consideran injusta y lamentan que en esta lectura de pena haya participado, quien según ellos sería “una familiar” del imputado.