Tras conocerse el caso del joven que fue detenido en Puerto Aysen por maltrato animal, además de haber sido infraccionado por otros hechos y que según se pudo conocer padece de una enfermedad psiquiátrica, un grupo de vecinos se organizó a fin de poder gestionar algún tipo de atención médica para esta persona.
Vivian Uribe, relataba como se enteraron de este caso.
“Yo la verdad me enteré a través de una agrupación a la que pertenezco, la que trata de proteger a los animales callejeros, entonces, obviamente cuando uno no conoce la realidad critica el acto en sí, pero no que es lo que lo origina. En este caso el chico en la vía pública realizó una serie de desmanes, intimidó gente, golpeó animales y para coronar el día sábado apuñaló a un perro. Todo esto en el espacio público, lo cual también generó un sonido a nivel comunal, porque la ciudadanía estaba atemorizada por lo que podía llegar a hacer esta persona. Entonces, Francisco me contacta y empieza a contarme un poco más junto con Marce, porque ellos tenían conocimiento de que este chico había estado andando por las calles, haciendo una serie de cosas que datan de que él pueda tener algún tipo de enfermedad psiquiátrica”.
Por su parte Marcela, quien también se vio motivada a realizar acciones tendientes a generar alguna prestación de salud para este joven, comentó.
“Esto es algo que me dolió y puse un mensaje, porque no buscamos una forma de ayudarlo, a mí me llegó al corazón, me identifiqué con ese joven, soy una mujer joven igual y me hubiera gustado verlo disfrutar la vida como la disfrutamos nosotros. Mi pareja es más movido, acudimos a las policías donde no nos pudieron entregar datos de este joven, entonces, empezamos a ver en las redes sociales, donde la gente igual nos entregaron datos, el papá vive en las tomas, así pudimos llegar allá y Vivian entró a su casa con Francisco a conversar con él. Vivian es trabajadora social, entonces, tiene los argumentos y tiene la forma de cómo acercarse a las personas, conversaron con el papá y él tiene toda la disposición, porque también estaba sufriendo con esto”.
Francisco Peñailillo, informó que luego de las gestiones realizadas se logró que este joven fuera derivado a un centro de corta estadía en Coyhaique.
“Nosotros nos pusimos en contacto con el papá de este joven, el cual nos firmó el documento autorizando la internación involuntaria de Nicolás. Eso se hizo ayer y posterior a ese ingreso, nos pusimos en contacto con el Alcalde el cual nos ayudó a gestionar todo más rápido, llamando a la Seremi de Salud y a la subdirectora médica del hospital de acá y a las 22:50 horas Nicolás ya se encontraba en urgencia contenido y derivado a la unidad de corta estadía de Coyhaique. Así es que, ahora se encuentra allá, le van a realizar una nueva evaluación psiquiátrica, para poder tratarlo estas dos semanas. En estos momentos estoy tratando de ponerme en contacto con la mamá que vive en Guadal y una vecina ya me consiguió el número, con la idea de ver la posibilidad de que Nicolás pueda estar con su mamá, ya que su papá tiene 71 años y no puede hacerse cargo de él”, puntualizó.