Mucha preocupación existe entre los prestadores de servicios de las empresas salmoneras luego de que se les comunicara el término de estas labores, lo que significara una grave afectación económica a estas personas que a través de sus embarcaciones poseen esta fuente laboral, que permite además dar trabajo a un número considerable de vecinos de la región de Aysén.
Puerto Aysen.- Misael Ruiz, es uno de los representantes de estos prestadores de servicios y aseguró que en este escenario son a lo menos cincuenta embarcaciones, cada una con un mínimo de tres tripulantes, que dependen de este trabajo.
“Es preocupante porque aquí hubo un protocolo, se firmó un PTI con la Intendenta, el ex Ministro de Economía, con todos los gerentes de las salmoneras, se hizo una tremenda parafernalia para que aquí los trabajadores del mundo acuícola, los prestadores de servicio tengan trabajo primero por Aysén y si realmente no había para dar todas las prestaciones, lógicamente habría que traer de otra región. Pero aquí se está haciendo todo lo contrario, hoy estamos trayendo todos los paquetes amarrados desde Puerto Montt, sin ninguna vigilancia de lo que se está haciendo afuera”.
Ruiz, cree que la industria junto con traer prestadores de servicio de otras regiones, está haciendo prácticamente lo que quiere, al parecer, sin ningún control. “Esto es preocupante para nosotros como región que la salmonicultura este dejando a un número importante de gente sin trabajo, deben ser unas cincuenta lanchas, cada una con al menos tres tripulantes, junto a otras embarcaciones con diez personas cada una. Por lo tanto, hablamos de unas mil personas que estarían quedando cesantes con esta noticia que recibimos”.
A raíz de esta preocupación, fueron muchos armadores los que lograron concretar una reunión con el Seremi de Economía, Carlos Pacheco, a quien le expusieron el serio problema de cesantía que estaría generando la industria al preferir prestadores de servicio de otras regiones y cortando contratos con las embarcaciones de Aysén, particularmente las empresas Aqua Chile y Fiordos, según lo indicó Misael Ruiz.
En tanto, el Seremi de Economía, Carlos Pacheco, manifestó que, “nosotros como Gobierno estamos realmente preocupados, sobre todo porque esto tiene un efecto domino muy grande, porque no solamente son ellos como armadores los que quedan sin trabajo, sino que, detrás de ellos hay un grupo bastante importante de trabajadores. Representan también a un número importante que son sus familias y si eso lo consideramos como la cadena que se forma desde el trabajo hasta la familia, son recursos que se dejan de percibir, por una parte los armadores, los trabajadores, la familia y el también el comercio local, porque ellos son todos habitantes de la comuna de Aysén”.
La autoridad sectorial afirmó que lo señalado por los armadores de Aysén, su realidad y sus testimonios, fueron como, “un balde de agua fría, si bien nosotros tenemos un PTI del salmón, precisamente para poder abordar estos temas, poder prestar servicios a la industria del salmón desde nuestra propia región y no traer servicios desde otras regiones. Después de la reunión tuve algunos contactos telefónicos, me puse a revisar bien lo del PTI del salmón, logramos mantener un contacto directo con todos estos armadores y ellos nos están enviando la información uno a uno, para tener un respaldo en el número de embarcaciones, número de trabajadores, a que empresa prestan o prestaban servicios. Ya tuve también otras conversaciones con la primera autoridad regional, estamos evaluando la situación, estamos viendo lo que se firmó durante el mes de julio, porque es algo que nos preocupa a todos y nos preocupa realmente”, concluyó el Seremi Carlos Pacheco.