A bordo del Buque Multipropósito “Sargento Aldea”, apostado en la Base Naval Talcahuano, el Comandante en Jefe de la Armada de Chile, Almirante Julio Leiva, inauguró el “Mes del Mar 2020” de una manera diferente a la acostumbrada y en el marco de una pandemia que afecta al mundo entero.

Talcahuano.- En la ocasión, y cumpliendo con todas las medidas sanitarias necesarias para evitar la propagación del Covid-19, el Almirante Leiva grabó un mensaje para enviar a toda la Institución desde la amplia cubierta de vuelo que, en estos días, está apoyando significativamente a la ciudadanía al facilitar al hospital Las Higueras sus pabellones para realizar diversas operaciones y así descongestionar el recinto de asistencia pública de Talcahuano.

Tras el mensaje, el Comandante en Jefe de la Armada visitó diversos puntos de la región donde se encuentran desplegados los miembros de la Institución, que son parte de las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad que combaten en la región del Bío Bío esta emergencia sanitaria.

“En este inicio del ‘Mes del Mar’ hemos querido visitar en terreno aquellas unidades que están resguardando el orden y facilitando las tareas de las autoridades de salud para combatir el Coronavirus. Estamos muy orgullosos de los hombres y mujeres de la Armada de Chile que han estado por un largo período de tiempo cumpliendo esta tarea”, enfatizó el Almirante Leiva.

Quien también estuvo presente en esta visita a la Segunda Zona Naval fue el Condestable Mayor de la Armada, Suboficial Mayor Carlos Retamal. “Pude ver el gran compromiso de todo el personal de Gente de Mar y Oficiales que están desplegados. Muchos alejados de sus hogares y familias están cumpliendo una tarea realmente valorable y me siento orgulloso”, comentó.

En cada uno de los lugares donde se encuentran los miembros de la Institución, el Almirante Leiva los felicitó por todo lo que han hecho por la ciudadanía y los instó a seguir fuertes porque “en la medida que lo hagamos bien, ayudaremos a nuestra Patria a salir lo antes posible de esta terrible crisis que estamos viviendo”.

Un Mensaje Claro

En el mensaje que entregó el Comandante en Jefe de la Armada, Almirante Julio Leiva, en el marco del inicio del “Mes del Mar” comentó que “la realidad es más fuerte y nos impone un desafío distinto. Hoy nuestra Patria está navegando por un temporal de singulares proporciones”. Agregando que cada mes de Mayo la invitación de Institución es para que los chilenos se den el tiempo de valorar nuestro mar y nuestra condición de nación marítima, así como de incentivar la necesidad de conocerlo, cuidarlo y aprovecharlo.

Recordó además que Chile es un país donde más del 90% de sus exportaciones e importaciones son realizadas por vía marítima. Gran parte de nuestro desarrollo es impulsado por acuerdos de libre comercio, que dependen de la conectividad y del transporte de bienes; tareas ejecutadas en su inmensa mayoría por los buques mercantes, que transportan la carga desde un lugar a otro, utilizando el mar como medio.

Y esta tarea titánica “la efectúa la Armada de Chile, 365 días del año, 24 horas al día y los 7 días de la semana, asegurando la libre navegación por aguas de nuestro interés y responsabilidad”, enfatizó el Almirante Leiva.

Pero no sólo cumpliendo este rol han estado las dotaciones, de norte a sur de nuestro país, desde que comenzó esta pandemia a fines de diciembre de 2019, sino que han volcado su accionar para apoyar a los chilenos a enfrentar de mejor forma los efectos de esta pandemia y prevenirla.

“Esta realidad refleja el desinteresado servicio a la Patria, por más de 200 años, de quienes cumplieron con el compromiso de honor de llevar esta vocación hasta dar la vida si fuese necesario. Esperamos que nuestro servicio sea siempre una fuente de confianza, motivación, inspiración y orgullo, para todos ustedes. Y por eso agradecemos el cariño y reconocimiento”, señaló el Almirante Leiva.

Sólo hay una constante que se mantendrá inmóvil después de haber superado con éxito la crisis que estamos viviendo, puntualizó el Comandante en Jefe de la Armada ya finalizando su discurso. “La pandemia va a pasar y seguiremos viviendo a orillas del Océano Pacífico y dependiendo para nuestro diario vivir y desarrollo futuro, de ese mar, que tranquilo nos baña”.