Tras las diligencias, el personal detuvo a cuatro personas, logrando recuperar las especies sustraídas, siendo los antecedentes derivados a la Fiscalía.
Puerto Aysen.- Indagatorias desarrolladas por personal de Carabineros de dotación de la Segunda Comisaría de Puerto Aysén –a través de la Sección de Investigación Policial (S.I.P) en coordinación con la Fiscalía, logró la detención de dos sujetos por el delito de un delito de robo en lugar no habitado, a quienes se suma la aprehensión de un tercer individuo por receptación.
El primer hecho se remonta al pasado 7 de abril, tras un robo por parte de desconocidos, el cual afectó a una garita de la línea de locomoción colectiva Nº 2 de esta ciudad.
Tras descerrajar una de las ventanas del inmueble, diversas especies fueron sustraídas desde el interior, tras lo cual la Fiscalía derivó una orden de investigar a la S.I.P, cuyo personal se abocó al desarrollo de múltiples diligencias de su especialidad, accediendo a información clave que permitió la detención de tres sujetos, de los cuales dos de estos, tendrían relación directa con el delito investigado, en tanto que el tercero fue aprehendido por receptación, quienes se encuentran confesos respecto de estos hechos.

Aclaran segundo ilícito
En un hecho similar, personal de la S.I.P de esta Unidad –en virtud de orden de investigar- logró en las últimas horas esclarecer un delito de robo con intimidación, hecho acaecido el pasado 27 de mayo en el sector Rivera Norte de esta comuna, logrando tras las diligencias recuperar la totalidad de las especies sustraídas, siendo incautada un arma blanca presuntamente empleada para la comisión de este ilícito por parte de un menor inimputable.
Producto de las pesquisas, Carabineros logró la aprehensión de un sujeto por el delito de receptación, en tanto que las especies recuperadas fueron entregadas a la víctima.
Según las indagatorias efectuadas por Carabineros respecto de este hecho, el vendedor habría ofertado un artículo a través de una red social, tras lo cual, habrían acordado con el comprador reunirse en un lugar determinado para concretar el pago y entrega del producto.
Una vez allí, según diligencias desarrolladas por el personal especializado, el “cliente”, habría extraído un arma blanca, con la cual intimidó a la víctima, apropiándose de las especies y una mochila entre otros artículos personales.
Tras lo anterior, Carabineros instó a las personas a adoptar los resguardos, hacerse acompañar por otra persona, evitar adquirir productos de dudosa procedencia y ante la ocurrencia de algún delito, dar cuenta oportuna al nivel de emergencias 133.