Una vecina de Puerto Aysén quiso hacer público una situación que lamentablemente le afectó a su hija de 8 años, quien fue acosada por un sujeto a través de las redes sociales. La sorpresa para esta mamá que quiso mantener su identidad en reserva, fue que, el individuo que estaría protagonizando estas acciones, tendría a más de 300 niñas como contactos en sus redes sociales.
Puerto Aysen.- “Yo tengo una hijita de 8 años, la cual antes de ayer, como a eso de la siete de la tarde me comenzó a hacer unas consultas, por ejemplo, ¿qué es que un adulto te diga si has chateado con ellos antes?, yo le dije hija bloquealo, el celular es solamente para jugar y luego de eso, se encerró en el living. Yo seguía haciendo todo normal y nos dimos cuenta que ella estaba solita en el living y nos preguntamos ¿por qué?”.
La mamá de la niña de 8 años, agrega que, “ella comenzó a preguntar a su hermano una palabra en inglés, que en el fondo significaba pantys y la notamos como media nerviosa. Entonces, le pedimos el teléfono y pudimos ver que ella tenía una conversación con un tipo, que obviamente debe tener un perfil falso, de hecho no tiene uno, tiene dos. Tiene a más de 300 niñitas de seguidoras”.
Según relata la mujer, el sujeto que estaría acosando a menores por redes sociales, “él les pedía que vayan a la pieza, se encierren, que ella iba a ganar un concurso con una niña famosa de Tik Tok. Entonces, le pedía si había chateando con un adulto antes, te pueden encerrar en una pieza, mi hija le decía si, él le decía puedes dejar que esto sea un secreto entre los dos, si le respondía mi hija. No le contaras a nadie que lo que te voy a decir, porque igual vas a ganar un concurso, te voy ayudar a que estés dos días con esta niña famosa, mi hija le siguió el juego como niña chicha”.
La madre de la niña de 8 años, comento que efectuó la denuncia correspondiente y afirmó que, “hasta que llegó el momento en que le pidió fotos, ella se sacó una foto efectivamente, inocentemente le envió la foto, pero luego esto empezó a subir de tono en la cual él le pedía que se tome fotos con las piernas abiertas. Hasta ahí nosotros alcanzamos a lograr ver la conversación, la que seguía subiendo de tono, si no nos damos cuenta esto hubiese pasado a mayores y yo hubiese tenido que lamentar quizás que cosa. Entonces, fuí coloque la denuncia en la PDI, esto va a pasar a Fiscalía y es una manera de alertar a los papitos, vean los teléfonos, nunca dejes que los niños manipulen los teléfonos sin tenerlos al lado, sin hacer una revisión de lo que ellos están escribiendo, con quien hablan. Cuídenlos, porque lo que me paso a mí fue demasiado fuerte”, alertó la mujer.