La instancia que agrupa a diversos representantes de instituciones públicas para la protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes ha desarrollado esta iniciativa junto a un destacado comercio aysenino.

Puerto Aysen.- Con motivo de aportar a las familias más vulnerables y a quienes por consecuencia de la actual emergencia sanitaria han visto disminuido sus ingresos, la Red de Comunal de la infancia de Aysén que encabeza la Oficina de Protección de Derechos de niños, niñas y adolescentes de Aysén (OPD Aysén) que ejecuta la Ilustre Municipalidad de Aysén en alianza junto a Casa Laibe lanzaron durante la jornada del miércoles 17 la campaña “juntos ayudamos”. Iniciativa en la cual, a través de la compra y donación de artículos por parte de los clientes de la importadora ubicada en Eleuterio Ramírez N°750 se espera reunir 30 canastas con artículos de primera necesidad, lo que en caso de ser conseguido será duplicado por la tradicional tienda local, llegando a 60 canastas que serán distribuidas por la Red.

Al respecto, Sindia Haro, gestora territorial de OPD Aysén destacó que “la actividad es una campaña que estamos organizando como Red Comunal de la Infancia y a la cual pertenecemos liderando la mesa como Oficina Protección de Derechos del niño, niña y adolescente; en conjunto con Comercializadora Laibe. Esta campaña inicia hoy 17 de junio y terminamos el día 1 de julio con las canastas recolectadas para que después de esa fecha se realice la entrega a todos los beneficiarios que correspondan”.

Mientras que, Tomás Laibe, representante de la empresa aysenina relevó que “estamos muy felices de lanzar una campaña de recolección de alimentos, aquí en una de nuestras sucursales en Eleuterio Ramírez. El objetivo de esta campaña de reunir 30 canastas básicas en base a aportes de nuestros clientes, las que serán duplicadas por Casa Laibe con una donación de otras 30 canastas, completando así 60 cajas solidarias de alimentos que entregaremos a la red de infancia que se ofreció a realizar la identificación de los beneficiarios y la entrega a estas familias que pueden estar en necesidad”.

Además, el joven empresario agregó que, una de las cosas busca esta acción junto con ayudar a las familias y hacer parte activa a la comunidad en la entrega de ayuda, era que incluso, en estos momentos difíciles que se encuentran atravesando las empresas pequeñas se desarrollaran esfuerzos para contribuir o retribuir a la confianza depositada en la preferencia del establecimiento comercial, alentando a otros también a replicar este tipo de iniciativas.

Finalmente, Eduardo Laibe, dueño de Casa Laibe comentó que “la empresa tiene más de 70 años en la región, yo diría que es una de las pocas empresas que está conducida por ayseninos, así es que es una de las pocas empresas que nos va quedando, que es propia de la gente de Aysén. Nosotros hemos agradecido en la región por el apoyo, por la preferencia de nuestros clientes y hemos hecho varias actividades que permiten unir la actividad privada con la actividad pública, normalmente eso es muy difícil y esto, yo creo que un entre muchas cosas destacables se trata de que siempre es posible combinar la acción pública con lo privado”, sentenció el empresario local.