La Corte de Apelaciones de Coyhaique acogió el recurso de protección deducido por publicaciones y comentarios publicados en la red social, que constituyen un acto arbitrario e ilegal que afectan la honra de la recurrente. Ilícito perpetrado en marzo pasado, en la ciudad.
Coyhaique.- En fallo unánime (causa rol 161-2020), la Primera Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Pedro Castro Espinoza, Sergio Mora Vallejos y José Ignacio Mora Trujillo– acogió la acción cautelar y ordenó a la parte recurrida abstengan en forma inmediata de incurrir nuevamente en publicaciones similares, por cualquier medio de comunicación social, redes sociales u otra forma de difusión masiva.

“Que, las expresiones referidas en el considerando Cuarto que precede constituyen actos que afectan el sentimiento de propia dignidad moral de la recurrente y la apreciación que las demás personas se forman de sus cualidades morales y su valor social, lo que en definitiva lesiona la faz subjetiva y objetiva de su honor, derecho esté garantizado en el N° 4 del artículo 19 de la Constitución Política de la República, por lo que esta Corte estima que la recurrida ha incurrido en un acto arbitrario e ilegal que ha afectado el derecho a la honra de la recurrente, por lo que habrá de acogerse la presente acción constitucional”, sostiene el fallo.

Por tanto, se resuelve que: ” SE ACOGE, sin costas, el recurso de protección deducido en lo principal de la presentación de fecha 27 de abril de 2020, por María Angela Ule Calisto, en contra de María Leonor Toledo González y Tamara Villegas Redlich, y, en consecuencia, se ordena a las recurridas que procedan a eliminar, en el sitio web denominado Facebook, todo comentario y expresión directa e indirecta que afecte a la honra de María Ángela Ule Calisto; como asimismo se abstengan en forma inmediata de incurrir nuevamente en publicaciones de ese tipo, por cualquier medio de comunicación social, redes sociales u otra forma de difusión masiva”.